“No tenemos por qué empezar a correr los cercos. Estoy absolutamente convencida de que una de las grandes razones por las que perdimos el gobierno la vez pasada fue justamente eso, porque empezamos a correr el cerco hacia la izquierda y empezamos a ampliar la cancha hacia la izquierda. Finalmente, la izquierda se metió en nuestra cancha y terminamos cediendo posiciones y dejando que se generen falsos consensos en la sociedad que, en realidad, no eran tales”. Esa fue una de las frases que lanzó el viernes la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

Lo hizo en su discurso de apertura en el consejo de la UDI en Punta de Tralca, ante la presencia de varios ministros y en una semana en la que la tensión entre su partido y el gobierno se ha intensificado por la intención inicial del gobierno de fijar una postura en la ley de identidad de género, incluso con la opción de incluir a menores. Van Rysselberghe se ha opuesto a esa alternativa, incluyendo la amenaza de acudir al TC y lanzando una fuerte ofensiva que ha significado el primer choque entre la UDI y el gobierno de Sebastián Piñera.

Así, según sus cercanos, gran parte de sus dichos tenían como trasfondo la ley de identidad de género, aunque no apuntó a ella directamente. En su intervención, la senadora también manifestó que deben ser capaces de defender las ideas de la centroderecha y de la UDI, además de señalar que “el gobierno de Sebastián Piñera tiene que orientarse y ser capaz de sintonizar en las necesidades para poder satisfacerlas”. Asimismo, añadió que “no podemos permitir que vuelva a pasar, por ejemplo, lo del lucro; en cualquier parte del mundo el lucro es la remuneración justa al trabajo bien hecho, sin embargo, nosotros dejamos que nos corrieran la frontera, y el lucro terminó transformándose en un pecado casi mortal”

/gap