Desde el observatorio Chandra de la NASA, un grupo de científicos analizó el inmenso “frente fríos” que podría haber formado un “tsunami” cósmico que viaja arrasando el universo a 500 mil kilómetros por hora,

Los especialistas publicaron los resultados del fenómeno ocurrido en el cúmulo de galaxias de Perseo a unos 240 millones de años luz de la Tierra, en la revista Nature Astronomy.

En el documento, los astrónomos reconstruyeron el perfil y el campo magnético que podría haber generado la “ola” que asecha al universo.

El origen, según los análisis es una banda de súper gas  caliente, con una extensión de dos millones de años luz y una antigüedad de 5 mil millones de años, que sale de la acumulación de galaxias de Perseo.

Para los especialistas lo más llamativo es que pese a que está atravesando las turbulencias generadas por un agujero negro supermasivo, el frente se mantiene aparentemente intacto y definido.

El científico del Centro Espacial Godard, Setephen Walker, manifestó al respecto que “el tamaño, la edad y la nitidez de este frente frío es notable”.

Por su parte el coautor del estudio y científico en el Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian en Cambridge, manifestó que “de alguna forma, en medio de ese bombardeo, el frente frío ha sobrevivido intacto. En vez de haber sido erosionado o de haberse suavizado, se ha dividido en dos frentes nítidos y bien distinguibles”.

/gap