En Colo Colo esperaban calmar la crisis que viven en el Estadio Lucio Fariña de Quillota, contra San Luis. Sin embargo, todo fue infructuoso: los albos perdieron por 1-0 con un gol de Boris Sagredo en los descuentos, profundizando el difícil momento del DT Pablo Guede, quien intentó renunciar durante la semana.

Sin embargo, tal disposición futbolística no se reflejó en llegadas de peligro al arco custodiado por Agustín Orión. En el inicio del descanso, en el recuento total de las maniobras ofensivas, los canarios no registraron ni siquiera una acción.

Colo Colo mostró una postura un tanto reactiva ante la disposición inicial del dueño de casa. Guede volvió a modificar el sistema de juego (pasó del 1-3-4-1-2 a un 1-4-3-1-2) y las grandes novedades fueron las ausencias de Julio Barroso, Esteban Paredes y Jaime Valdés.

El plan albo rápidamente quedó en evidencia: esperar firme atrás los avances de San Luis y aprovechar las salidas rápidas o los momentos de baja de su rival para manejar el balón y generar peligro. En cuanto a situaciones de ataque, por lo menos, la estrategia dio algún rédito en la primera fracción.

Las únicas llegadas de peligro fueron del Cacique. Cuando apenas iban 5 minutos, Octavio Rivero anticipó al arquero Ignacio González en un tiro libre y por poco no abrió la cuenta. Después, Nicolás Orellana giró en el área y sacó un derechazo ‘mordido’ que pasó cerca del palo derecho (15′). Finalmente, Rivero tuvo otra chance y fue la más clara: Jorge Valdivia robó un balón y dejó solo al uruguayo, quien remató desviado.

Para el segundo tiempo, Guede hizo ingresar a Bryan Carvallo. El volante se ubicó de extremo derecho, Rivero quedó en el centro del ataque y Orellana ocupó la otra punta. La variante dio buen resultado: un tiro del propio Carvallo y otro de Rivero, comenzando las acciones, fueron atajados por González, cuando la opción de gol era evidente.

En ese intertanto, el local respondió con una buena acción de Mauro Caballero. El paraguayo envió un tiro potente al primer palo, ubicado por la izquierda y dentro del área. Orión estuvo sólido para despejar hacia el córner.

A los 58 minutos se desató la polémica. Ignacio Lara anotó con un gran zurdazo, pero luego de unos instantes el árbitro Piero Maza anuló el tanto. Un delantero de San Luis, en posición fuera de juego,aunque no intervino en la acción previa al remate de Lara, pero aún así y después de varios minutos el juez anuló el gol, pese a que el asistenta ya había corrido hacia el centro del arco.

El gol anulado a San Luis

Fueron los mejores momentos del elenco local. Atacó por ambos flancos a Colo Colo y Orión estuvo seguro para no ser derrotado. En la visita ingresaron Paredes y Fernando Meza, en procura de una respuesta futbolística al dominio quillotano, lo que incluyó la ubicación Matías Zaldivia como volante central, en el lugar de Claudio Baeza.

A los 75′, los albos pudieron abrir la cuenta. Carvallo desbordó por la izquierda, envió un centro que Paredes conectó de volea. Sin embargo, ‘Nacho’ González, con una gran volada, envió el balón al córner. San Luis reaccionó altiro: un cabezazo de Caballero lo atajó abajo Orión en una buena estirada.

Finalmente, el partido se resolvió en los descuentos. Cuando se cumplían dos minutos de tiempo agregado, Sagredo recibió solo en el punto penal y sacó un disparo inatajable para anotar el único gol del encuentro.

El tanto local fue un duro golpe para el Cacique que venía de caer en la Libertadores ante Delfín y llegará al Superclásico ante la U bajo extrema presión. 

/Escrito por Pablo Ortega para As Chile

/gap