El ministro de Justicia, Hernán Larraín explicó las declaraciones que realizó a La Tercera, donde aseguraba que los miembros del Poder Judicial en su mayoría son de tendencia política de izquierda.

En su declaración pública sostiene que se dio en un contexto que entendía privado y que la designación de jueces y notarios debe cambiar.

“Lo que he sostenido y mantengo, es que el actual sistema de designación de los jueces y de los notarios está agotado y que éste debe cambiar por un mecanismo que deje fuera la influencia política y el amiguismo”, explicó en su declaración pública publicada este domingo.

Con tres puntos donde aclara cada una de las declaraciones, el ministro Larraín además explica que “lo que Chile merece, y está en el eje de mis declaraciones del día de ayer, es tener buenos jueces, por encima de sus ideas políticas particulares”.

Además agrega que “queremos asegurar la más plena independencia del Poder Judicial y que sus fallos solo se ajusten a la Constitución y a las leyes. Un sistema de nombramiento de jueces que tenga flancos importantes de discrecionalidad no puede evitar la influencia de factores ajenos a lo estrictamente jurídico que, en nuestra opinión, se deben evitar”.

Finalmente el ministro Larraín espera que estas aclaraciones “contribuya a ordenar un debate destinado a perfeccionar nuestro sistema de justicia y no se queden en la circunstancial de una opinión personal expresada en forma privada”.

/gap