¿Crees que ellas no pueden ser multiorgásmicas? ¿Consideras que es algo reservado solo para unas pocas privilegiadas? Pues no, amigo. Alrededor del 47% de las mujeres aseguran haber experimentado orgasmos múltiples, según un estudio realizado por OMGYES, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana y el Instituto Kinsey.

¿Qué significa esto? Que la mitad de la población femenina puede tener varios orgasmos en un solo coito si se hace de manera adecuada. A continuación te mostramos cómo ampliar esta estadística.

1) La uve

El sexo oral es una excelente manera de provocar orgasmos múltiples en las mujeres, ya que no requiere que un compañero mantenga la erección durante mucho tiempo o, al menos, el suficiente.

Alrededor del 47% de las mujeres aseguran haber experimentado orgasmos múltiples, así que solo se trata de saber provocarlos

Esta postura, ‘la uve’, se realiza de la siguiente manera: ella coloca su trasero en el borde de la cama para que él pueda arrodillarse y ponerse a trabajar. Esto funciona mejor si ella comienza con un orgasmo suave y solo con clítoris. Para la primera parte, él debe lamer y chupar suavemente, y para la segunda parte, el hombre ha de deslizar un dedo curvo dentro de la vagina para tener un estímulo interno firme y constante mientras continúa con el oral.

2) Muñeca de trapo

Esta posición es ideal para hacer que ella tenga multiorgasmos. La pareja se echa de costado, el hombre detrás de la mujer, que se encuentra en posición fetal. Él la rodea con sus brazos. El grado de penetración dependerá del ángulo formado entre el glúteo y la rodilla de la mujer, que podrá aumentarlo o disminuirlo a su gusto.

Para profesionales: él puede estimular el clítoris de ella, utilizar un vibrador anal, tocarle los pezones, etc.

3) La cogida

Su funcionamiento es muy simple: ella abre sus piernas y él la penetra, pero las piernas de la mujer permanecen juntas y dentro de las del hombre. Ella debe apretar firmemente sus extremidades, y subirlas y bajarlas para conseguir que el pene impacte en la zona a la que a ella le dé más placer. Además, con el deslizamiento la mujer podrá rozar su clítoris con la pelvis de él, lo que le dará orgasmos asegurados.

4) El pene-masaje

El clítoris se extiende dentro y alrededor de la vagina. La clave es llegar a él desde diferentes ángulos. Para ello, proponemos una postura muy simple: ella se abre de piernas y él saca su pene y lo comienza a rozar por todos los rincones del sexo de ella. Luego, le introduce los dedos en la vagina, suavemente. Puede, asimismo, acompañar todo de juguetes sexuales. Llegar, llega seguro.

/psg