Roma tenía una complicada misión en su partido frente a Barcelona, esto tras caer en el partido de ida por 4-1 en España. Los italianos necesitaban ganar por 3-0, algo que parecía muy lejano. No obstante, los capitalinos hicieron la hazaña y con el 3-0 se metieron en las semis de la Champions League con un gran nivel.

El primer tiempo tuvo a la escuadra italiana a gran nivel, de hecho a los 6′ logró abrir la cuenta mediante Edin Dzeko, quien se adelantó a la defensa del equipo catalán para definir dentro del área tras habilitación de Daniele De Rossi.

Efectuando una gran presión pudieron aumentar el marcador mediante Patrik Schick y Dzeko. pero la propia impericia y la gran actuación del arquero Ter Stegen impidieron a los anfitriones irse con un mayor margen al descanso.

La segunda etapa no varió en cuanto a lo demostrado por ambos conjuntos, la Roma siguió atacando y a los 58′ el elenco dirigido por Eusebio Di Francesco marcó el 2-0 mediante lanzamiento penal convertido por Daniele De Rossi. Este gol encendió la ilusión local.

El adelantamiento de las líneas por parte de la escuadra catalana, fue aprovechado por los ‘giallorossi’, quienes no sacaron el pie del acelerador y cuando quedaban pocos minutos (82′) pusieron el 3-0 en el marcador gracias a un gran cabezazo de Konstantinos Manolas, luego de un tiro de esquina.

Tras el tercer tanto de los locales, Barcelona se fue con todo en busca del gol que le permitiera la clasificación, pero chocaron contra sus propios errores en un partido donde no estuvieron al nivel que acostumbran. De hecho, en tiempo de descuento, Ousmane Dembélé tuvo la ocasión más clara a portería descubierta pero su remate se fue desviado.

Roma con esta victoria se clasificó a las semifinales de la UEFA Champions League, donde lo acompañará Liverpool y los otros dos elencos que este miércoles 11 de abril saldrán de las series de Juventus con Real Madrid y Bayern Múnich frente al Sevilla.

Por Ignacio Soto Bascuñán