El sexo es placentero, agradable, duro o salvaje, tierno o profundamente íntimo y, seamos honestos, el placer que nos brinda es el principal motivo para tenerlo, pero ¿qué pasa ti te decimos que no solo es riquísimo, sino también un buen aliado para perpetuar la salud de quien lo tiene.

Este conteo está basado, en su mayoría, en las razones científicas que proporciona la universidad norteamericana de Wilkes, Pennsylvania, y en los cuales se revela que la vida sexual activa y constante podría ayudar al cuerpo a protegerse de diversas enfermedades.

Dolores de cabeza

La excusa no es válida, pues un estudio norteamericano señaló que el sexo es un excelente analgésico para el dolor de cabeza. El motivo es que cuando mantenemos relaciones sexuales nuestro cuerpo libera endorfinas que actúan como medicamento natural.

Depresión

Tener relaciones sexuales funciona como un potente relajante físico y emocional. Un estudio de la universidad de Nueva York señala que el sexo oral, en concreto, funciona como un antidepresivo para las mujeres, ya que el semen contiene serotonina, melatonina y tirotopina.

Adiós insomnio

La ciencia demuestra que tener sexo ayuda a conciliar el sueño. Después de mantener relaciones el cuerpo se ve inducido a un estado de relajación y bienestar que nos ayuda a dormir.

Antigripal

Las relaciones sexuales ayudan a combatir la gripe y el asma,porque nuestro cuerpo incrementa la producción de anticuerpos encargados de protegernos contra las infecciones virales y actúa como antihistamínico.

Incontinencia urinaria

Un problema bastante molesto que parece difícil de solucionar. Una de las razones es porque mejora la fortaleza del piso pélvico, cuanto más fuerte sea la zona, menos pérdida tendremos que enfrentar.

Dolores musculares y articulares

El sexo es un remedio para cuidar nuestros huesos y las articulaciones. La estimulación vaginal en las mujeres aumenta la tolerancia al dolor, también actúa como analgésico en los dolores menstruales.

/psg