La vocera de gobierno, Cecilia Pérez, se refirió al proyecto de ley que impulsará el gobierno y que busca conmutar penas a presos que se encuentren con una edad avanzada o que sean enfermos terminales.

Esto, para que puedan terminar sus condenas en sus domicilios, medida de la que también podrían beneficiarse quienes cumplen condena por delitos de lesa humanidad.

Tras las críticas de la oposición que han calificado la iniciativa como una “oportunidad para que los reos de Punta Peuco dejen de cumplir pena de cárcel”, la ministra sostuvo que “es de público conocimiento que durante la campaña manifestamos nuestra postura sobre las personas condenadas en todas las cárceles de Chile que tienen enfermedades graves (…)”

“Creemos que es humanitario el poder terminar sus últimos días en arresto domiciliario total acompañados por sus familias”, enfatizó la vocera.

La ministra sostuvo que están viendo cómo cambiar la ley en esta materia. “Una de las alternativas es la del ex diputado socialista Juan Bustos, fallecido, quien en su momento manifestó que esto era una necesidad que iba en la línea de los derechos humanos”.

Y agregó: “Nosotros nos comprometimos, vamos a cumplir, a través de un poryecto de ley, una indicación y lo va a ver el Ministerio de Justicia”

/gap