El tema político de las últimas semanas ha sido si la DC, en su próxima Junta Nacional del 11 de marzo, tomará el temido camino propio, y llegará con su candidata y presidenta, Carolina Goic, hasta diciembre.

Pero lo cierto es que la propia Goic dijo en la entrevista donde se lanzó al ruedo presidencial que su candidatura era en el marco de la Nueva Mayoría y por tanto iría a la primaria.

De hecho, pese a todo Goic es una apuesta que La Moneda no ve con malos ojos, en parte por las redes que tiene en el corazón del bacheletismo.

Esto pues su jefe de gabinete, Jorge Pereira, trabajó en el comando de campaña de la Presidenta y ahí forjó una relación de confianza nada menos que con Angela Jeria, la madre de Bachelet. Y su hermana, la historiadora Marcela Goic, es la mano derecha en el segundo piso de uno de los regalones de la mandataria, el sociólogo Pedro Guell, jefe de contenidos del gabinete presidencial.

Por si fuera poco, su otro hermano, el médico veterinario Pedro Goic, es director del Sence, repartición con un presupuesto nada despreciable.

Fuentes cercanas a Palacio reconocen que la política de puentes cortados del senador Alejandro Guillier, en particular con el todopoderoso subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy –a quien el candidato del PR culpa de las filtraciones a la prensa de datos que lo salpicaron en diciembre pasado-, hace que La Moneda mire con interés al nombre de Goic, pues vínculos con su persona hay de sobra para trabajar coordinadamente, cuestión vital para mantener ciertos grados de control.

/psg