La anatomía masculina al igual que la femenina es muy compleja, diviértete explorando el cuerpo de tu pareja y viendo que otras zonas lo excitan. Aplica toda tu sensualidad y ataca esos cuatro puntos débiles de tu hombre, para conseguir que el mejor sexo de tu vida.

1. Besos en el cuello

No solo es besar y morder a tu pareja en esa zona al estilo drácula, tienes que usar todo el paquete de seducción. Míralo de la forma más provocativa que puedas, mientras recorres su cuello, nuca y rostro con tus manos. Luego, recorre su cuello con tu respiración deslizando suavemente la punta de tu lengua.

2. No olvides sus pezones

Algunos hombres tienen más sensibles esta zona que otros. Prueba besándolo o apretándolo delicadamente ahí. Si tu pareja es adicto al gimnasio, acaricia sus pectorales. Hacerlo con la punta de tus dedos resulta más seductor.

3. Sus dedos en tu boca

Esa imagen les resulta muy erótica, porque la asocian con el sexo oral. Así que aprovecha este recurso para pasar tu lengua por sus dedos hasta introducirlos por completo en tu boca.

4. Besa sus orejas

Del cuello puedes subir lentamente al lóbulo de su oreja de tu pareja, en ese punto puedes soltar un gemido de placer para estimularlo o respirar profundamente.

/psg