Bolivia pretende cambiar los límites terrestres que quedaron fijados a Perpetuidad por el tratado de 1904.

La Guerra del Pacífico que comenzó en 1879, finalmente resolvió de forma definitiva los límites territoriales en el norte chileno, los que tuvieron diferentes trazados: Primero durante los 300 años de historia colonial, cuando Bolivia aún no existía, el Virreinato del Perú limitaba al sur con el Reino y luego la Capitanía General de Chile. Bolivia, al nacer como República en 1825, instala un puerto que llamó “La Mar” y luego rebautizó como “Cobija”, su población diez años después era de casi 600 personas, donde la mitad eran chilenos.

La guerra contra España declarada por Chile en 1865, para proteger a Perú que fue invadido, permitió constatar el escaso interés boliviano por su nuevo territorio litoral, al no desarrollar una marina para protegerlo. Es notable destacar que producto de las acciones navales chilenas para proteger ese litoral, del apetito voraz Español, Bolivia condecorara a Arturo Prat con una medalla de oro. Al año siguiente en 1866 y finalizada la guerra contra España, un emprendedor minero Chileno, José Santos Ossa funda en playa La Chimba en Antofagasta el primer asentamiento industrial par explotar el salitre recién descubierto, antes de este hallazgo solo se explotaba guano. Junto a Juan López, Santos Ossa es considerado el fundador de ciudad de Antofagasta que creció en base a la llegada de muchísimos connacionales.

Cobija sufrió años después el gran terremoto de 1868 y una epidemia que hizo erradicar el poblado hacia Antofagasta, siendo destruido completamente con el terremoto y maremoto de 1877.

Antofagasta recién es reconocida administrativamente por Bolivia en 1872 y ocupada militarmente por Chile siete años después a contar del 14 de Febrero de 1879. En ese momento en Antofagasta el 95% de la población eran Chilenos.

Bolivia hoy goza, gracias al tratado de 1904, de un acceso privilegiado a los puertos chilenos,con garantías que van mucho mas allá de lo que el derecho internacional determina, como por ejemplo el libre tránsito de explosivos y armamentos, la posibilidad de almacenera hasta por un año sin costo los productos que exporta y dos meses para los productos que importa. También los servicios asociados a este comercio marítimo están exentos de IVA.

Bolivia es la economía que mas crece en estos momentos en la región y nos alegra, puesto que su condición de Estado sin litoral demuestra que ello no es excusa para no desarrollarse, tal como lo han demostrado otros países como Hungría o Suiza.

Así las cosas, la Corte Internacional de Justicia, tiene la difícil tarea de decidir donde está la diferencia entre la diplomacia y el derecho, pero como chilenos debemos saber que nada de aquello afectara en esta ocasión nuestros límites que han mantenido la paz y amistad en la región, por mas de un siglo. Esperamos de La Haya un fallo en derecho.

Kenneth Pugh Olavarría, Senador por la región de Valparaíso, para Infogate

/gap