La iniciativa, que será revisado la próxima semana en la sala del Senado, pretende que el Ejecutivo envíe rápidamente un proyecto de ley que modifique la Ley 20.255 “de manera que la obligación de cotizar que se impone desde el año 2018 a los trabajadores independientes se vea aplazada por tres años más”, dice el documento.

Los legisladores apuntan a que dicha obligación debería hacerse efectiva una vez que se tramite la reforma previsional que el gobierno enviará este año al Congreso: “de manera que dicha obligación se haga efectiva solo una vez que se efectúe una reforma previsional al sistema previsional de nuestro país”, dice el texto.

 Esta preocupación respecto a la obligatoriedad de cotizar de los independientes es compartida por el gobierno que ha comprometido cambios en el proceso, pero no en la obligación de cotizar.

 

Todo esto, porque a partir de enero de este año los trabajadores independientes están obligados a cotizar (por pensión y accidentes del trabajo y enfermedades profesionales y salud) respecto del el 100% de su renta imponible anual, sin posibilidad de renunciar a ello.

De no cotizar de manera mensual, al trabajador independiente se le hará el descuento correspondiente en la Operación Renta 2019.

El proyecto de acuerdo cuenta con el respaldo de más de 20 senadores, entre ellos Alejandro Guillier, Carolina Goic, José Miguel Insulza, Francisco Huenchumilla, Guido Girardi, Juan Pablo Letelier, Adriana Muñoz, entre otros.

El senador Bianchi asegura que “entendemos que es deseable que las personas que generan ingresos puedan tener cotización previsional, pero no del modo en que está actualmente dispuesto, que perjudica a trabajadores independientes y a un gran número de funcionarios a honorarios del sector público”.

Y agregó que “este no es un tema partidista, es de preocupación por trabajadores y trabajadoras independientes que merecen una defensa y esperamos que ambas Cámaras del Congreso representen al gobierno la necesidad de detener esta disposición injusta con más de un cuarto de millón de chilenos que trabajan a honorarios”.

/gap