Los 16 médicos obstetras que trabajan en el Servicio de Salud de la provincia de Osorno se declararon objetores de conciencia en el marco de la Ley de Aborto en tres causales.

En el caso de Osorno y en el detalle, sólo un obstetra objeta la primera causal (inviabilidad del feto), cinco la segunda (peligro de la vida de la madre) y 16 la última, es decir, el 100% de los especialistas de dicha área rechaza el aborto en caso de violación.

A la fecha, según detalla el Austral de Osorno, ya llegó un caso que correspondía a la tercera causal, el cual tuvo que ser derivado al Servicio Médico Legal (SML) y de ahí fue atendido en el Hospital de Puerto Montt. La distancia entre ambas ciudades es más de 100 kilómetros.

La mismo postura que sus colegas en Osorno tienen los gineco-obstetras del Hospital Provincial del Huasco, de la región de Atacama.

Los cuatro profesionales del recinto de salud se han acogido a la objeción de conciencia, según Diario Atacama. Esto quiere decir que si una mujer necesita hacer uso de la ley en el hospital de Vallenar, deberá ser trasladada hasta el Hospital Regional de Copiapó.

/gap