Si saliste a correr, ¿qué diferencia hay si puedes aguantar otros 50 segundos? Si estás a menos de un minuto de la cima de la colina o la línea de meta, ese tiempo extra puede marcar la diferencia entre sentir euforia por haber alcanzado tu objetivo o sentirte derrotado por no haber logrado tu objetivo.