La amenaza de Donald Trump de responder a los supuestos ataques con armas químicas del gobierno de Bashar al Asad contra la población civil tardaron una semana, pero se hicieron realidad.

En el siguiente video cortesía del Dpto. de Defensa de EEUU el crucero USS Monterey lanza ataques con misiles en Siria:

Testigos e imágenes en las redes sociales confirmaron las explosiones en varios puntos de Damasco y la ciudad de Homs, donde supuestamente, el ejército sirio almacenaba o fabricaba este tipo de armas prohibidas por las leyes internacionales.

El secretario de Defensa de EE.UU., Jim Mattis, aseguró que los ataques se realizaron contra “objetivos precisos”, que se trató de una operación de una sola noche y que no estaban previstas nuevas acciones.

 

Sin embargo, el gobierno sirio aseguró a través de su televisora estatal que los sitios bombardeados habían sido evacuados desde hace días gracias a una advertencia de Rusia.

Moscú, que había alertado de una guerra con Estados Unidos si el ataque ocurría, respondió a través de su embajador en Washington que “tales acciones no se quedarán sin consecuencias” y atribuyó cualquier responsabilidad de lo que pueda suceder después a Washington, Londres y París.

En un mensaje televisado en el que anunció el inicio de los ataques, Trump indicó que el objetivo de las acciones fue “establecer un fuerte elemento de disuasión contra la producción, propagación y uso de armas químicas”.

De ahí que, dijo, se realizaron ataques de precisión.

Trump

 

AFP
Trump hizo el anuncio de los ataques contra el gobierno sirio en un mensaje televisado.

El presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Joseph Dunford, explicó que los ataques estuvieron dirigidos a tres objetivos fundamentales: un centro de estudios, un supuesto almacén de armas químicas y otro enclave donde se guardaban equipos para su producción.

Pero ¿qué se sabe de esos “objetivos” y por qué fueron bombardeados por las tres potencias?

El centro de estudios

Fue el primer lugar señalado como uno de los posibles objetivos del bombardeo.

Poco después del anuncio de Trump, varios testigos reportaron explosiones en el este de Damasco, donde se encuentra este punto, el Centro de Estudios Científicos e Investigación.

El Pentágono confirmó después el ataque a este enclave, que, según dijeron, es uno de los lugares principales donde el gobierno de Bashar al Asad realiza estudios de armas químicas y biológicas.

 

Un estudio del Jane’s Information Group Intelligence Services considera que este centro tiene una capacidad tecnológica mayor que todas las universidades de Siria y que allí también se realizan investigaciones sobre armas nucleares y de misiles.

The Intel Crab@IntelCrab

The moment multiple cruise missiles hit a research facility in ,

Sin embargo, según el gobierno sirio, se trata de un centro para la investigación para fomentar el desarrollo económico y social del país, especialmente la informatización de agencias gubernamentales.

Se creó en el año 1971 y está ubicado en el distrito de Barzeh.

 

Según Sana, la agencia estatal Siria, los misiles “destruyeron un edificio que incluía laboratorios científicos y un centro de capacitación“.

El supuesto almacén de armas químicas

El Ministerio de Defensa británico informó que aviones Tornado, de la Fuerza Aérea, atacaron una instalación militar, donde, supuestamente, el gobierno sirio almacenaba armas químicas.

Se trata de una antigua base de misiles, que se encuentra a unos 24 kilómetros en el oeste de la ciudad de Homs.

De acuerdo con el comunicado británico, el ataque se diseñó para reducir el riesgo de escape de los químicos almacenados en dichas instalaciones.

avión

 

Reuters
Aviones de guerra de Estados Unidos se preparan para el ataque contra los objetivos de Sria.

Según el Pentágono, en este lugar, el gobierno de Al Asad almacenaba sus principales reservas de gas sarín, una de las sustancias utilizadas en los presuntos ataques químicos.

El gobierno sirio confirmó el ataque en esta unidad militar en las afueras de Homs, aunque aseguró que la defensa antiaérea había derribado la mayoría de los misiles.

El enclave de equipos y el comando militar

Según el Pentágono, otros de los objetivos del ataque fueron un almacén de supuestos equipos de armas químicas y un importante puesto de mando militar.

Se encuentran cerca del segundo objetivo, en el oeste de la ciudad de Homs.

Sin embargo, medios de comunicación estatales sirios aunque reconocieron los daños al centro de investigación científica de Damasco, negaron que se hubieran afectado las instalaciones militares bombardeadas en la otra.

 

“Los misiles de dispararon contra instalaciones militares en Homs fueron frustrados, desviados de su trayectoria e hirieron a tres civiles”, informó la agencia de noticias estatales SANA.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó que otras instalaciones militares en Damasco fueron impactadas también durante el ataque, entre ellos la Guardia Republicana del Ejército y la Cuarta División, ambas unidades de elite de la fuerza armada de Al Asad.

Fuentes militares sirias reconocieron que se registraron otros bombardeos en la base aérea de Al Shirai, en el oeste de Damasco, cerca de la frontera con Líbano.

/gap