Colo Colo ocupó el mejor escenario posible para superar lo que su propio entrenador calificó como “el peor momento”. Venció a Universidad de Chile por 3-1 con notable actuación de Esteban Paredes, autor de dos goles -el segundo un golazo-, que prolonga la racha de los albos sobre el archirrival.

Fue como los clásicos de antes, con mucho roce, con pierna fuerte, jugándose la vida en cada pelota. A los 3 minutos, Claudio Baeza recibió amarilla por una fuerte entrada sobre Ángelo Araos. A los 7′ le tocó a Beausejour y a los 10′, el juez Roberto Tobar le perdonó la vida a Matías Zaldivia tras un codazo intencional sobre Mauricio Pinilla. El parcito se siguió dando y a los 23′ le cayó la amonestación al goleador azul. Fueron siete amarillas durante el primer tiempo. La última a Insaurralde tras golpear a Pinilla cuando la jugada ya estaba anulada por el juez.

La U golpeó con el gol más tempranero de los Superclásicos en los últimos 15 años. Matías Rodríguez madrugó a Carmona, se la cedió a Soteldo. El venezolano definió a media altura, repelió Orión y Pinilla, con la canilla, empujó la pelota al fondo del arco. Estalló el Nacional, el 9 de los azules corrió hacia el lado de la hinchada de los albos y los jugadores del Cacique se indignaron.

Desde ese momento, los del Chuncho cedieron la iniciativa. Por momentos, parecían equipo de handball: todos defendiendo en el margen del área y dejándole el terreno libre a Colo Colo. Pese a ello, los albos no tuvieron grandes oportunidades. Dos remates de Jaime Valdés, uno atajado por Herrera y otro desviado, fueron las más claras.

Al otro lado, Lorenzo Reyes se mandó una patriada hasta dentro del área, pero le penó no tener una buena zurda para definir. Y Rodríguez casi sorprende a Orión cuando el portero demostró una vez más que el juego con los pies no es su fuerte.

Colo Colo encontró premio a los 33′. Octavio Rivero prolongó hacia Óscar Opazo, quien centró de primera y Esteban Paredes conectó. El goleador terminó con su sequía y le anotó por 15° ocasión a Johnny Herrera.

El reinicio del partido tenía reservada una obra de arte de Paredes. El zurdo recibió de Valdivia, encaró por la derecha, enganchó y dejó fuera de foco a Rafael Vaz, y aplicó un tiro angulado e inatajable para Johnny Herrera. ¡Golazo! Uno de los mejores de la historia de los Superclásicos. El capitán de los albos llegó a 199 goles y sigue a la caza del récord de 215 anotaciones de Chamaco Valdés.

La U sintió el golpe y se aventuró, pero sin profundidad.

A los 60′, Beausejour le dio un manotazo a Baeza. La jugada continuó, pero el 23 de los albos quedó con sangre de narices en el suelo. El juez le mostró la segunda amarilla al seleccionado chileno, quien se indignó con la sanción y las emprendió en primer lugar contra Orión, uno de los que lo acusó, y luego contra su compañero Pinilla. Los dos azules estaban a los pechazos y cabezazos dentro de la cancha, mientras los colocolinos pedían la expulsión del centrodelantero de la U.

César Pinares, quien un minuto antes había ingresado por el intrascendente Jaime Valdés, casi sorprende con un zurdazo angulado a Herrera a los 66′. Y un minuto después, Tobar le perdonó la vida a Rivero tras una fea entrada sobre Christian Vilches.

El Quili casi iguala con una cabezazo que dio en el travesaño. Y la volea de Lorenzo Reyes se fue al tiro de esquina tras un rebote en Insaurralde. Ángel Guillermo Hoyos quemó todas las naves al enviar a Nicolás Guerra al campo en lugar de Matías Rodríguez.

La desesperación era evidente y a ocho minutos del final, Tobar expulsó a Reyes por infracción sobre Opazo. Luego de la agresión, el juez decidió mostrarle la roja al ex wanderino.

Y cuando la U estaba totalmente jugada, Valdivia dejó solo a Baeza, quien definió con clase ante Herrera: 3-1 y la historia cerrada para Colo Colo.

Ver videos y fotos:

.https://youtu.be/vaHvbYWQ1qk