¡Hacer lo que sea! Ésa pareciera ser la tónica que algunos partidos políticos están siguiendo, desesperadamente, para alcanzar las metas del refichaje y para varios, se está convirtiendo en una suerte de posta, porque saben que aún instalando ruedas a sus zapatillas para moverse y conseguir adherentes, el conteo no los favorece y están en desventaja. La meta mínima al próximo 14 de abril es de 18.250 militantes por partido, si  quieren seguir siéndolo y recibir aportes de todos los chilenos, o sea, del Estado.

A ese desafío se suma otro requisito que el SERVEL fijó la semana pasada y que apunta a las condiciones para inscribir candidaturas presidenciales. “Los partidos políticos que no se encuentren inscritos en todas las regiones del país podrán presentar candidaturas presidenciales, si en las regiones en que están legalmente constituidos acreditan ante el SERVEL, al momento de dicha declaración, un número de afiliados equivalente a un 0,5% de los votantes en la última elección de diputados, es decir, 33.493 afiliados”, señaló el SERVEL a través de una declaración.

En febrero de 2017, el diputado y ex militante del Partido por la Democracia, Pepe Auth,  sostuvo, en forma categórica, causando la molestia de la actual mesa directiva, encabezada por Gonzalo Navarrete, que “todos los partidos están desafiados a confirmar su vigencia en el refichaje. Si le está costando más al PPD, es porque además de la crisis de confianza que vive todo el sistema político, el PPD agrega una crisis de identidad y de espacio político diferenciado”. Al parecer, lo que hizo el diputado, Pepe Auth fue sólo constatar los bajos niveles de adhesión con que cuenta el PPD, en especial, luego de que el senador, Jaime Quintana fuera su presidente y, ahora, con Gonzalo Navarrete, el escenario sigue siendo igual de negativo.

Engaño vía encuestas

Hasta ahora, se sabe que los diferentes partidos enviaron delegados a las distintas regiones para desplegarse y captar militantes, de manera, que el rol que pueden cumplir los dirigentes regionales es vital. La entrega de papelería –folletos- y de llamadas por teléfono a dirigentes emblemáticos para que se mantengan en el partido, han sido algunas de las alternativas para, supuestamente, “seducir”. Sin embargo, la ansiedad por cumplir con las cifras del refichaje  y no quedar fuera del juego político, con las consecuencias que eso significaría en la pérdida de cuotas de poder, está llevando a algunos partidos a “ingeniárselas” para conseguir adherentes.

El problema es que se puede ser ingenioso y muy creativo para incentivar a los actuales militantes a que sigan confiando en el partido o sumar nueva gente, pero no resulta ingenioso hacer encuestas y utilizar los datos que se consiguen para refichar y sin que la persona que respondió la encuesta sepa que sus antecedentes los utilizan para otro fin.

Una de estas situaciones está ocurriendo con el Partido por la Democracia (PPD) en la zona sur y, en particular, en Chiloé. Hay que recordar, precisamente, que el PPD es uno de los partidos que está muy por debajo en el refichaje, situación que se da no sólo en Santiago, sino también a nivel de regiones. Están tan complicados con el re-fichaje que corren el peligro, incluso, de no poder inscribir a Ricardo Lagos como candidato del partido, si no alcanzan las cifras.

¿Qué es lo que está pasando? Según denunciaron a EL MURO fuentes del propio PPD que entregarán los antecedentes al SERVEL, en Chiloé están haciendo encuestas y le solicitan a la gente que llene una ficha con el nombre del Partido y, como acto de magia, ese ciudadano, sin saber de qué se trata, aparece como refichado en el PPD. “Estamos en presencia de un hecho muy delicado, porque se está jugando con la fe de las personas, con la poca o escasa confianza que les queda. Es vergonzoso que se esté llegando a este tipo de prácticas, mintiéndole a la gente”, asegura a este diario electrónico una fuente de la Nueva Mayoría, de la Región de Los Lagos.

Otra fuente del mismo partido oficialista asegura que “a algunos, el pánico los está desbordando y están haciendo que los militantes de regiones, que creen en el PPD, incurran en prácticas que no corresponden y que tienen que ser denunciadas. Aquí tiene que darse un proceso limpio y transparente, sin chanchullos. Creemos que el presidente del partido, Gonzalo Navarrete tiene que pronunciarse al respecto”.

escritopor Daisy Castillo Triviños para EL MURO

/gap