La teniente de Carabineros, Andrea Neira, fue reincorporada a la institución luego de que fuera desvinculada el año 2015 tras su embarazo y dada de baja cuando su hijo tenía 4 meses de edad.

Neira presentó su caso en diversas instancias, entre ellas, a parlamentarias, la primera dama Cecilia Morel y al nuevo alto mando de Carabineros encabezado por el general Hermes Soto.

La funcionaria fue finalmente reincorporada a la institución, anuncio que se realizó en una ceremonia en el palacio de La Moneda y que fue encabezada por Morel.

En ella, Neira dijo que “nunca perdí la fe en mi institución” y sostuvo que el “el general Soto nos está escuchando como funcionarias”.

El general director de Carabineros, en tanto, dijo que en el caso de Neira, “había un error que había que corregir” y planteó que se creará una comisión para revisar caso a caso, otras posibles trasgresiones al interior de la institución.

Además se anunció que el gobierno le puso urgencia al trámite de un proyecto de leyt para hacer aplicable el fuero maternal a las funcionarias de las FF.AA., de Orden y Seguridad Pública.

/gap