l 4 de abril pasado, un grupo de diputados de RN y la UDI solicitó una reunión con la directiva de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) para abordar la inquietud planteada por la entidad “sobre la salida de determinados cargos al interior de la administración pública”. Todo esto, en el contexto de la crítica surgida desde el oficialismo por la permanencia de eventuales “operadores políticos” de la ex Nueva Mayoría en cargos gubernamentales.

La misiva fue contestada escuetamente vía mail ese mismo día. “Acuso recibo. Nos comunicaremos a la brevedad. Saludos cordiales”, señalaba el correo.

Los parlamentarios oficialistas reclaman que hasta la fecha no han recibido ninguna otra respuesta de la Anef. Una negativa que reforzó la ofensiva fiscalizadora que han desplegado, para identificar aquellos cargos de confianza que siguen siendo ocupados por funcionarios del gobierno de Michelle Bachelet.

/gap