El diputado Mario Venegas emitió ayer una serie de afirmaciones falsas sobre Laureate, que es nuestro deber responder.

El diputado afirma livianamente que Laureate no respeta la ley. Sus palabras reflejan un profundo desprecio por las instituciones que se dedican a investigar el cumplimiento de las normas vigentes en Chile. En el caso de las universidades que forman la red, estas llevan más de cinco años bajo distintas investigaciones, y todas las que han concluido lo han hecho sin formular acusación alguna, ello a pesar de la presión ejercida por el diputado durante todos estos años.

Preocupa ver que el vicepresidente de la Cámara de Diputados utilice las cifras para confundir a la opinión pública, ello con el solo objetivo dañar la reputación de Laureate y acusarla de cometer faltas a la ley. Se pueden tener legítimas diferencias respecto de los modelos de gestión universitaria, pero algo muy distinto es que una persona que ocupa su cargo realice dichas afirmaciones.

Debo recordarle al diputado que desde que ingresamos a Chile, firmamos seis contratos de inversión extranjera (DL 600), y en ellos declaramos que seríamos controladores de las universidades y prestaríamos servicios educacionales a estas. Nunca hemos contravenido la ley chilena y jamás hemos ocultado que Laureate es una entidad con fines de lucro. Que él tome eso como una ilegalidad refleja su total desconocimiento del sistema y de la ley.

Es grave también que el diputado, por distintos medios, difunda informaciones parciales y reservadas, las que corresponden a procesos investigativos en curso. Lo que omite deliberadamente es que, a pesar de todo lo que se ha dicho, todas las investigaciones que han concluido lo hacen sin formular cargos a las universidades.

Por último, el diputado afirma estar preocupado por las universidades y la calidad. Para su tranquilidad, las universidades que forman la red son sólidas y todas ellas están acreditadas. Si tiene dudas de sus inversiones o situación patrimonial, lo invito a verlas en sus estados financieros (que son públicos).

Lamentablemente, no hemos visto al diputado con el mismo ímpetu cuando se trata de universidades que sí han tenido problemas estructurales por retiros indebidos y que tuvieron que ser intervenidas por su calidad o capacidad de gestionarse adecuadamente. Ojalá estos estudiantes y sus familias fueran objeto también de su preocupación.

Carta al diario El Mercurio de Jesús Villate C., Director ejecutivo Laureate región Andina e Ibérica

/gap