Un llamado telefónico recibió el fin de semana la timonel de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, del Presidente Sebastián Piñera. Se trataba de una invitación personal para la líder gremialista a la segunda gira internacional que realizará el Mandatario: el 25 de abril Piñera llegará hasta Argentina y luego a Brasil. Esto, tras su participación en la Cumbre de Las Américas, en Lima.

La parlamentaria aceptó la invitación al viaje presidencial apenas la llamó el Jefe de Estado. Así, se sumará a una acotada comitiva, de la que también será parte el senador Manuel José Ossandón (RN).

La convocatoria se da luego de semanas de enfrentamientos entre La Moneda y la UDI, especialmente por el proyecto de ley de identidad de género, que se encuentra en comisión mixta.

Van Rysselberghe ha sido la principal opositora a que el gobierno busque incluir en la iniciativa a menores de edad para permitir su cambio de sexo registral.

De hecho, advirtió que acudirá al TC en caso de que niños y/o adolescentes se incluyan en la ley. Pero no solo eso, sino que también pidió que La Moneda no presentara indicaciones a un proyecto que no es parte del programa de gobierno. Al respecto, Piñera ha dicho que algunos sectores han “amenazado” para que el Ejecutivo no intervenga en el debate, cuestión que fue negada por la propia timonel.

/gap