El Presidente de la República Sebastián Piñera desistió de nombrar a su hermano Pablo Piñera como embajador de Chile en Argentina.

La decisión fue dada a conocer esta tarde, en donde a través de un comunicado, el mandatario señaló que “aquí no ha existido ningún acto de nepotismo”.

Según sus palabras, “su nombramiento no obedecía al hecho de ser mi hermano ni a ningún interés particular, sino solo a un legítimo interés público”.

Anteriormente, un grupo de parlamentarios de oposición había presentado un requerimiento ante la Contraloría General de la República, cuestionando dicho nombramiento.

Al respecto, el contralor Jorge Bermúdez señaló que una decisión sobre el caso tomaría alrededor de seis meses. En este contexto, el mandatario estimó que el nombramiento del cargo es “urgente y no es compatible con los tiempos de la Contraloría“.

En consecuencia, informó Piñera, “me he reunido hoy con mi hermano Pablo para comunicarle que he desistido de dicho nombramiento”, y agradeció su colaboración en el proceso.

Finalmente, anunció que las gestiones para designar al nuevo embajador de Chile en Argentina ya han sido iniciadas.

/gap