El diputado UDI Osvaldo Urrutia aplaudió el retiro por parte del Gobierno del proyecto de ley que pretendía entregar una reparación de tres millones de pesos a víctimas de violaciones a los Derechos Humanos durante la Dictadura.

Fue ahí cuando el parlamentario UDI intervino en la Cámara para tratar de “terroristas con aguinaldo” a quienes se verían beneficiados con esta iniciativa, desatando la indignación de los diputados de oposición, quienes se retiraron de la Sala. Incluso dio pie para un duro enfrentamiento con la diputada Pamela Jiles.

Pero Urrutia no estuvo totalmente solo en esto, pese al casi transversal rechazo de sus palabras en Chile Vamos. Fue el ex candidato presidencial José Antonio Kast quien salió a cuadrarse con el siempre polémico parlamentario, afirmando que “dice una gran verdad”, porque “hay organizaciones, dirigentes y parlamentarios que llevan años lucrando con los DDHH en Chile”.

“Ellos no respetan a las víctimas de verdad; ellos no reconocen el odio de la izquierda que llevó al quiebre institucional (…). Chile tiene que mirar al futuro y dejar las heridas del pasado detrás. El Gobierno no puede seguir impulsando proyectos, ritos y símbolos que dividen al país. No sigamos cayendo en el juego de la izquierda que usa el pasado como herramienta electoral”, afirmó.

/gap