“Encuentro que es totalmente improcedente lo que está haciendo el contralor. Creo que está cometiendo un profundo error porque está debilitando el papel de Carabineros”, dijo este lunes la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe.

Sus dichos se enmarcan luego de que -el pasado jueves 10 de septiembre- se informaran de los cargos que levantó la Contraloría contra siete generales del Alto Mando por eventuales irregularidades de personal policial en el control del orden público, durante los días de crisis social.

Esta mañana, la senadora por el Biobío abordó la situación y cuestionó que sea el contralor general, Jorge Bermúdez, quien formule estos cargos. En su opinión, ese “no es rol” de la entidad fiscalizadora y, por el contrario, es un tema que debiera ser resuelto por los tribunales. “Se está metiendo en un área que no le corresponde”, dijo.

Van Rysselberghe sostuvo que en casos donde personal policial se “exceda” en el uso de la fuerza, “tendrá que ser investigado en la instancia que corresponde: los tribunales. ¿Pero que se meta el contralor? Creo que no corresponde, me parece gravísimo”.

Agregando que “uno espera que el contralor tenga cierto sentido común. Creo que está profundamente equivocado en el sentido legal, le hace un daño y debilita la institución de Carabineros. Queremos que (Carabineros) sea una institución fuerte y robusta, que corrija los errores que tengan que corregir”.

En esa línea, reiteró, Contraloría “no es el poder omnipotente que tiene que andar con la espada de la justicia detrás de la gente” y calificó de “despropósito” que se persiga este sumario.

“La gente tiene que tener la posibilidad de, al ser acusada, defenderse. Esto le hace mal a nuestro país, imagino que el contralor confía en que los tribunales hacen bien la pega”, aseveró.

Acusación constitucional contra Mañalich

Más tarde esta mañana, la parlamentaria fue consultada por la acusación constitucional presentada ayer contra el exministro de Salud, Jaime Mañalich.

Fue una acción que calificó como “absolutamente inapropiada, a destiempo, es un aprovechamiento político. Creo que sinceramente no corresponde”.

“Es evidente que en una pandemia de esta naturaleza hay cosas que se pueden mejorar, que pueden hacerse de una manera distinta. Pero hay que recordar que en esto se iba aprendiendo en el camino, y no sólo nosotros, sino que también el resto de los países”, añadió.

En ese sentido, concluyó que “no hay ningún país que lo haya hecho perfecto”.

/psg