Si nos atenemos a lo que cuenta el National Enquirer, Heidi está convencida de que el sexo va bien para su cutis y para fortalecer su cuerpo, por lo que exige a sus parejas practicarlo… ¡cinco veces día!

Vamos, una adicta al sexo en toda regla a la que, según la fuente del diario,  “tanto le da si el sexo lo practica dentro de un coche, encima de la taza del lavabo o contra un armario”.

Para Heidi, el sexo es un rutina obligatoria. “Tiene un  libro en el que va apuntando cada vez que se acuesta y si ha quedado satisfecha”, asegura el allegado a la modelo.

Sin duda, eso tiene que ser todo un reto para su nuevo novio, el cantante del grupo Tokio Hotel, Tom Kaulitz. Y antes para su multitud de novios, a los que pudo dejar por no cumplir con las expectativas.

Heidi tuvo un romance con el cantante de Red Hot Chilli Peppers, también salió con ex director deportivo de Renault, Flavio Briatore, y después, se casó con el cantante Seal,  que la hizo madre.

No te pierdas la galería de Heidi Klum que nos aporta Balón RosaImagen relacionada

/gap