LA DESIGNACIÓN de Pablo Piñera (hermano del Presidente de la República) como embajador de Chile en Argentina, las desafortunadas declaraciones del Ministro de Educación Gerardo Varela sobre la compra de preservativos para sus hijos y los dichos del diputado de la UDI Ignacio Urrutia acerca de las víctimas de violaciones a derechos humanos durante la dictadura, marcaron el término de una semana compleja para el gobierno y  Chile Vamos.

En conversación con EL MURO, el senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán, respaldó la decisión del mandatario y dijo que su nombramiento corresponde a sus capacidades y no por qué sea el hermano del Presidente.

¿Fue un error del Presidente Sebastián Piñera nombrar a su hermano como embajador en argentina?

Es una señal de confianza para el Presidente Macri y para el pueblo argentino que haya nombrado a Pablo Piñera, que más que hermano del mandatario, es una persona más que calificada para poder ejercer este cargo. En ese sentido, creo que más que apuntar a un posible error, es una señal de confianza respecto a las competencias profesionales y técnicas de Pablo Piñera para poder desempeñarse como embajador en Argentina.

¿Qué le parece que durante la campaña presidencial Sebastián Piñera haya acusado a Carolina Goic de tener a su familia en cargos públicos y ahora hace lo mismo que criticó en ese momento?

No recuerdo que el Presidente Piñera haya señalado aquello respecto a Carolina Goic cuando era candidato.

Así lo registró la prensa en esa oportunidad.

Yo no lo recuerdo, no puedo hacerme cargo de algo que no me consta.

¿Cuál es su opinión de lo sucedido ayer en la Cámara Baja con el diputado Ignacio Urrutia?

Yo de verdad lamento las declaraciones del diputado Urrutia. Pienso que hay que avanzar en puntos de encuentro que permitan resolver estos temas del pasado, y sus declaraciones crispan el ambiente e instalan una agenda del pasado. Por lo mismo, yo pediría que la política no se mire el ombligo y no mire con espejo retrovisor, sino que esté centrada en los temas del futuro. Yo creo que las declaraciones son deplorables.

Y sobre las expresiones del ministro de Educación, Gerardo Varela, por la compra de preservativos para sus hijos.

No muy felices. Yo pido que acá haya un foco en las cien mil personas que hoy están con VIH, y por lo tanto, lo que hay que generar es una acción combinada de los ministerios de Educación y Salud pensando en cómo abordar la prevención, que no sólo tiene que estar enfocada en los tradicionales grupos de riesgo, sino que también en los pueblos originarios, en los migrantes y los adolescentes.

Espero que el foco del Ministerio de Educación sea justamente  las campañas de educación sexual temprana, y que el énfasis del Ministerio de Salud sea la promoción de los métodos para evitar el contagio, además del llamado a una conducta sexual responsable.

 

Con todo esto que ha pasado estos días, ¿ha sido una mala semana para el oficialismo?

Para nada. Se están afianzando los ministros en sus respectivos cargos y claramente hay un gobierno que se está creando en términos de la agenda pública. Siempre hay hechos desafortunados, pero calificar lo ocurrido como una semana negra, está muy lejos de eso. Se está trabajando en los temas importantes.

Usted es considerado como un hombre cercano a la iglesia. ¿Cuál es su visión de la situación actual de la Iglesia Católica en Chile y todo lo sucedido con el obispo Juan Barros?

La iglesia está en un camino de renovación donde cuatro de los obispos ya cumplieron la edad y dejan sus cargos, por lo que quedará una diócesis vacante como la de Valdivia. La convocatoria que ha hecho el Papa Francisco dice relación con aquello, y esperaremos que ocurra finalmente en el Vaticano, ya que el Papa ha llamado solamente en tres ocasiones a todos los obispos para enfrentar crisis en sus respectivos países.

Es la tercera vez que ocurre, y la primera en la historia de Chile. Por eso es tan importante estar atento al mensaje del Papa Francisco respecto a la Iglesia chilena y la forma cómo poder enfrentar la crisis actual.

¿Cómo observa la pérdida de influencia que ha tenido la Iglesia Católica en el país?

Esto es parte del llamado que hace el Papa Francisco a los arzobispos chilenos y básicamente ha manifestado que tiene preocupación respecto de la falta de convocatoria de la Iglesia a los fieles; y por otra parte, de la falta de liderazgo de la Iglesia en determinados temas de discusión nacional que deben estar marcados no solamente con temas valóricos de ámbito sexual, si no más bien con la inmoral distribución de los recursos en Chile, o tomar posición de las políticas de vivienda, de salud, etc.

Entrevista de Carola Oyarce para EL MURO

/gap