Ante este descubrimiento inusual los científicos a cargo solo han podido decir: «Realmente no sabemos lo que es».

Recientemente el astrofísico Nico Cappelluti de la University of Miami dijo en un comunicado:

“Usamos telescopios especiales para capturar la luz de rayos X en el cielo, y al observar estos rayos X, los telescopios notaron una característica inesperada y capturaron un espectro de luz, que no es producido por ninguna emisión atómica conocida. Esta línea de emisión ahora se llama voltaje de 3,5 kiloelectrones (keV). Una interpretación de esta línea de emisión es que se produce por la descomposición de la materia oscura”.

Esra Bulbul, astrofísica del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics y coautora del estudio de Cappelluti dijo:

“Esta línea de emisión de 3.5 keV no está identificada. Realmente no sabemos de qué se trata.. Pero una teoría es que podría ser un neutrino estéril, que también se conoce como materia oscura en descomposición. Lo que es realmente interesante del estudio del Dr. Cappelluti es que encontró esta línea de 3.5 keV dentro de nuestra propia galaxia”.

En 2014, un equipo de astrónomos dirigido por Bulbul descubrió un aumento notable en la intensidad a un nivel de energía muy específico. Mientras estudiaban el gas caliente dentro del cúmulo de galaxias Perseus (imagen superior), los observatorios Chandra y XMM-Newton revelaron un pico inesperado, o línea de emisión, correspondiente a una energía de 3.5 kiloelectrones voltios (keV). Esta longitud de onda es muy difícil de explicar, ya que no puede ser descrita por objetos astronómicos previamente observados, o incluso predichos.

Cappelluti agregó:

“Si se confirma, esto nos dirá qué es la materia oscura y podría ser uno de los mayores descubrimientos en física. Sabemos que la Vía Láctea está rodeada de materia oscura. Piénselo como si viviéramos en una burbuja de materia oscura. Pero también queremos tener la certeza estadística de nuestra detección, así que ahora estamos armando un Sterile Neutrino Task Force”.

Cappelluti está intrigado por los fenómenos cósmicos de los agujeros negros súper masivos, la naturaleza de la materia oscura y los núcleos galácticos activos, que es la fuente de luz muy brillante que se encuentra en el centro de muchas galaxias. Sus descubrimientos publicados recientemente podrían dar una idea de este tema, que los científicos y astrofísicos han estado investigando durante décadas: ¿qué es la materia oscura y de dónde viene?

El estudio de Cappelluti, publicado en The Astrophysical Journal y titulado, «Searching for the 3.5 keV line in the deep fields with Chandra: the 10 MS observations», examina una fuente de luz interesante que fue capturada por cuatro telescopios diferentes cada uno apuntando en una dirección diferente en el cielo. La fuente de luz es desconocida e irreconocible para los científicos y ha causado un gran revuelo en el mundo de la astrofísica. Bulbul también encontró la línea de emisión mientras estudiaba cúmulos de galaxias en 2014.

Los espectros de emisión atómica se muestran a continuación para varios elementos. Cada banda delgada en cada espectro corresponde a una única transición única entre los niveles de energía en un átomo. (Rochester Institute of Technology, CC BY-NC-SA 2.0).

Los cuatro telescopios que capturaron la emisión de 3.5 keV fueron el telescopio NuSTAR de la NASA, el telescopio XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea (ESA), el telescopio Chandra y el telescopio Suzaku de Japón.

Este otoño, varios científicos de todo el mundo, incluido Bulbul de Harvard, planean reunirse en la University of Miami para organizar un proyecto masivo de extracción de datos para investigar esta línea de emisión de 3.5 keV.

Bulbul agregó:

“El objetivo ahora es seguir mirando al cielo hasta que obtengamos telescopios operativos más potentes con mejor resolución, que no estarán listos hasta el 2021, y compartir y analizar datos de otros científicos que intentan descubrir los secretos de la materia oscura”.

El estudio científico ha sido publicado en The Astrophysical Journal.

/psg