El final está cerca y el apocalipsis comienza hoy. O por lo menos esto es lo que piensas los expertos en profecías bíblicas. El reconocido numerólogo cristiano David Meade ha asegurado que el ‘Rapto o el arrebatamiento’ tendrá lugar hoy lunes 23 de abril, provocando una destrucción nunca vista antes en todo el planeta. Meade dijo que Nibiru (Planeta X) aparecerá en los cielos el 23 de abril y será el causante de todo tipo de desastres naturales. Es más, al parecer el comienzo de lo que se conoce como el Rapto, lo que resulta en la segunda venida de Cristo, se encontraría en el pasaje bíblico de Apocalipsis 12:1-2.

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento”. – Apocalipsis 12:1-2 –

En el pasaje, la mujer es representada como Virgo. El 23 de abril, el Sol y la Luna estarán en Virgo, al igual que Júpiter, que representa al Mesías. En un principio, los expertos descartaron que fuese la fecha del fin de los tiempos cuando descubrieron que esta alineación ocurre cada 12 años. Sin embargo, en este mismo día habrá otra alineación planetaria, que representa “el León de la tribu de Judá”, que significa que esta vez ocurrirá el verdadero Rapto. Pero, ¿qué es el ‘Rapto’?

El arrebatamiento de la Iglesia

Si bien la palabra rapto, también conocido como el arrebatamiento, no aparece en la Biblia, el evento se describe en 1 Tesalonicenses 4:13-18 y 1 Corintios 15:44-50. En el momento del Rapto, los creyentes que han muerto resucitarán y, junto con los creyentes que todavía están vivos, se encontrarán con el Señor en el cielo. Todo esto ocurrirá en un momento.

En resumen, el Rapto es el regreso de Cristo para llevarse a todos los creyentes de la Tierra antes de que ocurra la ira de Dios. El Rapto generalmente se asocia con la Segunda Venida de Cristo, cuando Jesús regresa para vencer al Anticristo, destruir el mal y establecer su reino milenario. Si bien el Arrebatamiento y la Segunda Venida de Cristo son similares, son eventos completamente distintos. Ambos implican el regreso de Jesús. Ambos son considerados señales del fin de los tiempos. Sin embargo, hay ciertas diferencias.

el rapto 23 de abril - ¿Qué es el Rapto, el evento que supuestamente ocurrirá mañana 23 de abril?

El significado o la definición del Rapto es la idea de que la venida de Jesús tendrá lugar en dos etapas separadas. El primero será un Rapto secreto, el comienzo de un período de siete años de tribulación, durante el cual aparecerá el anticristo. La segunda fase ocurre al final de la tribulación cuando Jesús regrese a la Tierra vencedor. En el Rapto, el Señor descenderá corporalmente desde el cielo, que será siete años antes de la Revelación de la segunda etapa de Su venida. Las otras señales reveladas del Rapto son:

El engaño: Habrá muchas personas que afirmarán ser el Mesías y también afirmarán tener las respuestas para un mundo con problemas.

Habrá conflictos entre naciones: Una señal importante del regreso de Cristo es la guerra y los desacuerdos entre los grupos de personas, que es algo que vemos que está sucediendo en este momento.

Catástrofes: A medida que nos acercamos cada vez más al Fin de los Tiempos, habrá todo tipo de catástrofes, incluidas las naturales y las provocadas por el hombre.

¿Por qué ocurrirá el Rapto el 23 de abril?

Expuesto todo lo anterior, son muchos los cristianos que creen que el Rapto coincidirá con las constelaciones planetarias predichas en una profecía oculta de la Biblia. Como hemos comentado al principio de este artículo, David Meade asegura que el fin de los tiempos ocurrirá el 23 de abril cuando el Planeta X, o Nibiru, pase cerca de nuestro planeta. Además, provocará todo tipo de catástrofes naturales, como enormes erupciones volcánicas, terremotos, y tsunamis debido a su fuerza gravitacional.

“Durante este período de tiempo, el 23 de abril de 2018, la Luna aparece bajo la Constelación de Virgo”, explicó Meade. “Las 12 estrellas en esa fecha incluyen las nueve estrellas de Leo y las tres alineaciones planetarias de Mercurio, Venus y Marte, que se combinan para contar 12 estrellas en la cabeza de Virgo. Así las constelaciones de Virgo, Leo y Ofiuco representan un único signo de una vez en un siglo exactamente como se representa en el capítulo 12 de Apocalipsis. Este es nuestra fecha final”.

Entonces, ¿el mundo acabará el 23 de abril?

Los escépticos han cargado duramente contra Meade, diciendo que esta no es la primera vez que hace predicciones incorrectas sobre el destino de la humanidad. Predijo que Nibiru destruiría la Tierra el 23 de septiembre de 2017, pero no sucedió. El numerólogo cristiano también predijo previamente que los siete años de tribulación comenzarían el 15 de octubre de 2017. Por lo que parece indicar que los criterios de la tribulación de Meade no están del todo claros.

el rapto evento 23 abril - ¿Qué es el Rapto, el evento que supuestamente ocurrirá mañana 23 de abril?

Y a esto le debemos sumar que la NASA ha dicho por activa y por pasiva que no hay ningún asteroide o cometa en curso de colisión con la Tierra. Por su parte, el teólogo inglés Jonathan Sarfati en un artículo titulado “¿Terminará el mundo el 23 de abril?”, dijo que los cristianos deben tener mucho cuidado de verse atraídos por tales afirmaciones sensacionalistas.

“Como siempre con cualquier astrología (o adaptaciones cristianas), uno elige las estrellas que se ajustan a la conclusión deseada”, explicó Sarfati. “No hay nada que sugiera que el 23 de abril sea una fecha trascendental para las profecías bíblicas, y los cristianos deben tener cuidado de verse atraídos por tales afirmaciones sensacionalistas. No sabremos el día ni la hora, así que debemos estar preparados en todo momento”.

Sarfati rechaza la posibilidad de que el fin de los tiempos ocurra hoy, no descarta que ocurra en un futuro próximo. Los científicos tienen varias teorías sobre cuándo se destruirá la Tierra, como que el Sol, debido a que está aumentando gradualmente su temperatura, se expandirá y se “tragará” el planeta. Aunque esto podría suceder dentro de 7,6 mil millones de años. También cabe la posibilidad que el mundo no acabe con un fenómeno natural o espacial, podría ser a consecuencia de una Tercera Guerra Mundial. Quién sabe.

/psg