Mel B, exintegrante de Spice Girls, disfrutó del sol de California y lo hizo con las boobs al aire. Los paparazzi estaban cerca del hotel de la cantante, y lograron captarla topless.

Durante su descanso en Desert Hot Springs, la artista de 42 años usó un bikini rosa para disfrutar junta a la piscina, en compañía de un amigo. Pero para evitar que el bronceado le quedara mal, Mel B se quitó el top.

El acompañante de la cantante era su estilista Gary Madatyan, y fue él quien le ayudó a ponerse protector solar en las zonas más complicadas.

Los mejores amigos estuvieron relajándose juntos, y por lo que se puede ver en las fotos, la complicidad que existe entre ellos es enorme.

/psg