Una insólita situación se registró anoche en un cuartel de Carabineros de la capital, donde un detenido que se encontraba esposado se dio a la fuga en un vehículo, para lo cual atropelló al funcionario que custodiaba el ingreso. El automóvil fue recuperado posteriormente, pero el individuo sigue prófugo.

Según la información proporcionada por el capitán Jorge Díaz, los hechos comenzaron con la detención de un sospechoso, identificado como Sebastián Cerda, de 30 años, quien se encontraba a bordo de un vehículo BMW sin la documentación respectiva y en estado de ebriedad.

El sujeto fue trasladado hasta la subcomisaría Los Jardines, de La Florida, donde solicitó a los custodios permisos para ir al vehículo a sacar unas joyas que debía entregar a sus familiares cuando concurrieran a la unidad. Extrañamente, se le permitió ir solo al automóvil, todavía esposado.

El individuo abordó el BMW de alta gama por la puerta del copiloto y lo puso en marcha con el botón de encendido, tras lo cual salió raudamente por el ingreso de peatones, donde atropelló levemente al funcionario de guardia. Este disparó con si arma de servicio e impactó el vehículo, pero no pudo detenerlo.

Posteriormente, el automóvil fue abandonado por este sujeto que está plenamente identificado y que tenía orden de detención pendiente. También registra diversos antecedentes policales. Carabineros realizará una investigación interna para aclarar lo sucedido en la subcomisaría.

/gap