El papa Francisco sostendrá este fin de semana una reunión con Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton, los denunciantes de los abusos cometidos por el sacerdote Fernando Karadima, a quienes les pedirá perdón.

El hecho fue confirmado por el portavoz del Vaticano Greg Burke, quien señaló que el Sumo Pontífice “quiere pedirles perdón, compartir su dolor y su vergüenza por lo que han sufrido y, sobre todo, escucharlos en todas aquellas sugerencias que puedan realizarle para evitar la repetición de semejantes hechos reprobables”.

De igual manera, remarcó que “el Papa recibirá a las víctimas individualmente, dejando hablar a cada uno de ellos todo el tiempo que sea necesario”. En ese punto, se indica que la idea de la cita es “sobre todo escucharlos en todas aquellas sugerencias que puedan realizarle para evitar la repetición de semejantes hechos reprobables”.

Además, se señala que los tres denunciantes alojarán en la Casa Santa Marta, una de las residencias más importantes de la Santa Sede.

“El Santo Padre pide oraciones por la Iglesia de Chile en este momento doloroso, esperando que estos encuentros puedan desarrollarse en un clima de serena confianza y sean un paso crucial para remediar y evitar para siempre los abusos de conciencia, de poder y, particularmente, sexuales en el seno de la Iglesia”, concluye el comunicado del Vaticano.

/gap