El pasado jueves 12 de abril, el Defensor Nacional, Sr. Andrés Mahnke, dio a conocer el balance de su gestión correspondiente al año 2017. En dicha oportunidad, junto con destacar diversos aspectos propios de las labores de la Defensoría Penal Pública, hizo hincapié en una temática que cada día adquiere mayor connotación, y que dice relación con el impacto que la población extranjera tiene en nuestro país en los índices de delincuencia.

Tomando como base las cifras recientes aportadas por el Ministerio del Interior, en cuanto a que el número de inmigrantes en nuestro país asciende a 961.000 personas, el Defensor Nacional dio cuenta del número de casos ingresados al sistema de la Defensoría durante el año 2017. Así, el total de causas en este ítem ascendió a 322.406, del cual un 2,5% correspondió a imputados de nacionalidad extranjera (que equivale a un total de 8.001 personas).

De este universo de 8.001 imputados extranjeros, cerca del 82% se distribuye entre imputados de nacionalidad boliviana (29,7%), colombiana (28,3%) y peruana (23,6%), manteniéndose con ello la tendencia ya destacada en los Boletines de la Mesa Interinstitucional de Acceso a la Justicia de Migrantes y Extranjeros, de los años 2015 y 2016, y que viene también a desmitificar la estigmatización que se ha realizado respecto de determinados grupos de extranjeros en el último tiempo.

/Escrito por Rodrigo Ríos en La Tercera

/gap