Se obtiene de la planta del lino; lo que se aprovecha es la semilla, a la que se conoce como linaza. Se puede conseguir en varias presentaciones, como aceite, en tabletas, molida y la semilla entera; y es rica en fibra y antioxidantes, además de ser la mejor fuente vegetal de ácidos grasos omega 3.

Las propiedades de la linaza son muchas. De hecho, sus semillas se han hecho muy populares en los últimos años, pues los estudios han determinado que la linaza tiene importantes nutrientes que favorecen nuestra salud y que actúan como un suplemento para perder esos molestos kilos de más.

¿Cuáles son sus propiedades?

Alto contenido de ácido graso poliinsaturado alfa-linolénico (Omega-3), que representa en su composición 50 – 55% de los ácidos grasos totales, y las fibras representan cerca de 40% de su peso total, siendo el 10% soluble y el 30% insoluble, además de las proteínas, ligninas, vitaminas y minerales.

– La fibra insoluble de esta oleaginosa aumenta el volumen de las heces fecales y reduce el tiempo del tránsito intestinal.

– La fibra soluble ejerce un efecto hipoglucemiante e hipocolesterolémico, con la formación de un gel que ayuda a reducir la absorción de colesterol y glucosa.

– Diversos preparados de linaza contribuyen a disminuir en forma significativa el colesterol total y el colesterol ‘malo’ (LDL), aunque la linaza no tiene mucho efecto en el colesterol ‘bueno’ (HDL).

– Los efectos que la linaza tiene sobre el colesterol y la coagulación sanguínea pueden disminuir el riesgo del endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis).

– Alivia los sofocos y los sudores nocturnos en las mujeres con síntomas leves de la menopausia si se consumen 30 gramos al día de linaza.

– Excelente opción para dietas vegetarianas, debido a su aporte de proteína de origen vegetal.

– La linaza contiene mucílagos y pectinas que te ayudan a suavizar la piel, así como a reducir la aparición de arrugas, aclarar las manchas, y eliminar las toxinas que generan los brotes de acné.

– El Omega-3 (ácido alfa linolénico), ácido docosahexaenoico y ácido eicosapentaenoico ayudan a promover el crecimiento del cabello.

– El agua de linaza es una buena solución para el cabello con frizz. Simplemente se echa por todo el cabello y se deja secar al natural.

Observaciones

– La linaza podría retardar la coagulación, por lo que no se recomienda en las personas con trastornos de sangrado.

– Si tus niveles de triglicéridos están muy altos, procura evitar la linaza parcialmente desgrasada (linaza con menor contenido de ácido alfa linolénico).

– El consumo debe ser moderado porque puede producir efectos indeseados de excedernos. Con 2 cucharadas al día es suficiente.

Usos de la linaza

Gracias a todas sus propiedades, la linaza tiene una gran cantidad de usos medicinales que han sido aprovechados desde la antigüedad para tratar diferentes problemas de salud y prevenir enfermedades.

1.- Perder peso: Por su riqueza en fibras vegetales, la linaza ha sido considerada como una de las buenas aliadas para las dietas con fines de perder peso. Sus propiedades nos ayudan a tener una mejor digestión, mejoran nuestro metabolismo y además nos proporciona más sensación de saciedad.

2.- Reducir colesterol: Las fibras solubles de la linaza son ideales para reducir el colesterol en la sangre, pues favorece su eliminación por vías naturales. Las investigaciones sugieren que además, puede contribuir a prevenir coágulos sanguíneos, derrames cerebrales y arritmia cardíaca.

3.- Fuente de energía extra: El consumo de linaza hace que los músculos se recuperen rápidamente, debido a que estimula la utilización de las grasas para obtener energía, lo que a la vez nos beneficia para quemar grasas y perder peso.

4.- Prevención del cáncer: Los estudios han revelado que la linaza contiene 27 componentes anticancerígenos, entre los que se destacan la lignina. Además, los ecosanoides de la linaza la han relacionado en la prevención y tratamiento contra el cáncer de mama, endometriosis y quistes ovárico.

5.- Contra la menopausia: Las investigaciones han encontrado que los flavonoides contenidos en la linaza pueden ayudar a tratar los molestos síntomas de la menopausia, como por ejemplo los cambios de humor, bochornos y pérdida de la libido.

Beneficios

A continuación te señalamos los beneficios más importantes que podemos obtener del consumo de la linaza:

– Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares

– Reduce el desarrollo de cáncer

– Tiene propiedades antiinflamatorias

– Aporta un efecto laxante

– Es un gran antioxidante

– Aminora la respuesta glicémica por el consumo de almidón

– Ayuda a la prevención de los síntomas de la menopausia

/psg