Amy Lee es una hermosa jovencita nacida en Wellington, Nueva Zelanda, el 13 de diciembre de 1990. Amy alterna su carrera de modelo con la peluquería. Cabello platinado, ojos marrones y curvas perfectas. “Crecí con dos hermanas, muchas mascotas y toneladas de Barbies”, cuenta. Debutó muy pequeña posando para catálogos en su país. “Después de la escuela secundaria, comencé a entrar en el modelaje de glamour”, afirma Amy. “Me encanta todo sobre la moda y la belleza, y creo que por eso esperaba convertirme en modelo”, dice. “Playboy siempre fue mi sueño y ahora lo he hecho realidad”, asegura la conejita. Cuando no está modelando, se dedica a la peluquería, y en su tiempo libre va al gimnasio. En cuanto a hombres, asegura que lo principal es que la traten bien. ¿Quién podría tratar mal a tan bella mujer? ¡Disfrute!

/psg