Jorge Luchsinger, hijo del matrimonio Luchsinger Mackay, descartó de plano que se le permita al machi Celestino Córdova visitar su rewe para renovar su espíritu, dejando en claro que no hay que tener consideraciones con él.

“Yo creo que las puertas se las cerró él, se las cerró cuando cometió el crimen o los crímenes y además que nunca ha hablado, nunca ha dicho con quien participó en el asesinato, con quien estuvo esa noche, por lo tanto, en la medida que no colabore en eso no creo que merezca de nuestra parte ninguna consideración

Por su parte, el intendente Luis Mayol recalcó que no existe ninguna negociación con el machi, quien estuvo en huelga de hambre por 102 días, y agregó que el Gobierno no tiene compromisos con Córdova.

Ante estas palabras, organizaciones indígenas de La Araucanía anunciaron que darán a conocer una declaración pública para rechazar los dichos de Mayol y la familia Luchsinger.

/gap