La humillación que sufrió Universidad de Chile a manos de Cruzeiro tras ser goleado por 7 a 0 caló y muy hondo en los azules. Tanto fue el impacto del golpe que el técnico Guillermo Hoyos fue despedido por Azul y Azul y Esteban Valencia con César Henríquez tomarán el cargo de forma interina. 

Sin embargo, pese a que Carlos Heller, presidente de la concesionaria, no se demoró en anunciar la salida del DT, lo cierto es que su salida aún no está firmada y aún restan resolver detalles del contrato para que el técnico deje de pertenecer legalmente. La gran traba para finiquitar todo es el tema monetario, ya que Hoyos exige el pago de los sueldos que le restaban por contrato, el que tenía una duración hasta 2019. 

Aunque el mandamás de Azul Azul espera solucionar todo muy rápido una vez que lleguen a Chile desde Belo Horizonte, desde el lado del técnico entienden que la situación es delicada y más aún si el monto pedido por el DT son cerca de un millón y medio de dólares, que corresponden al pago de la totalidad de los 20 meses que le restaban de contrato.

Ahora habrá que esperar las negociaciones entre ambas partes para ver si se soluciona el problema, sino, en caso contrario, el técnico se presentará a entrenar el sábado para no ser acusado del abandono de sus funciones.

/gap