Han sido días tensos para Canal 13. La señal privada acaba de firmar un marco de consultoría con el Grupo español Secuoya, mediante el cual estos últimos se compromete a detectar soluciones de negocio para el canal. Una alianza que desde el sindicato de trabajadores de la estación no ven con buenos ojos, ya que proyectan alrededor de 300 despidos en los próximos días.

“En virtud de este contrato, un equipo de profesionales del Grupo Secuoya, pertenecientes a las áreas de Servicios y BPO y con una amplia experiencia en procesos similares, se han trasladado a Santiago para analizar los procesos de optimización de recursos técnicos y humanos. Este equipo está trabajando de forma conjunta con Canal 13 en la búsqueda de la mejor vía de implementación de las propuestas que surjan de la consultoría”, dice un comunicado enviado por Canal 13 y donde queda claro el por qué del temor de sus trabajadores.

Por esto, durante esta semana han realizado una serie de videos y manifestaciones dentro y fuera del canal, siendo la última en las puertas del estudio de “Bienvenidos”, quienes vieron afectada su programación. Mientras se conversaba con un invitado sobre extraterrestres, este se vio distraído por la protesta que se escuchaba de fondo. Pese a los intentos de Martín Cárcamo de continuar con la conversación, esta no era del todo fluida. Fue ahí cuando Tonka Tomicic intervino y anunció que el programa ibas una tanda comercial, mientras sonaban trompetas y pitos de protesta acompañando los gritos de “no más despidos”.

/gap