Un trabajador de un local de reparación de celulares denunció que el marido de Karen Bejarano, Juan Pedro Verdier, lo amenazó y acusó de haber sido el responsable de la difusión de las fotos íntimas de la animadora.

“Hay muchos testigos porque me insultó delante de todos. Me dijo ‘oye huevón, devuelve fotos, la información, las tarjetas, de mi mujer’. Llegó prepotente y casi pegándome. Me agarró del brazo, llamó a Carabineros mientras me increpaba. Entró al lugar de mi trabajo y no me dejaban salir”, denunció Ricardo Pastén a CHV.

La sospecha sobre Pastén se produjo porque tres días antes de la filtración, la ex panelista del matinal “Mucho Gusto” fue al local donde trabaja ese joven para pedir el arreglo de su celular, cuestión que finalmente no se habría concretado.

El trabajador se quejó de que nadie “puede llegar y agarrarte y tratar de golpearte y sacarte información sólo por una sospecha”.

La pareja ya interpuso una denuncia ante la Brigada del Cibercrimen de la PDI, desde donde recordaron que a veces las fotografías que se almacenan, por ejemplo, en un smartphone, muchas veces se sincronizan con otros productos en la nube.

Verdier y Bejarano habrían sido extorsionados antes de la difusión de las fotos, lo que ocurrió en los mismos días en que la animadora fue desvinculda del matinal.

Bejarano, que era muy activa en redes sociales, decidió bajar su cuenta de Instagram.

/Soy Chile

/gap