Se esperaba un cambio de imagen en Universidad de Chile, tras la salida de Ángel Guillermo Hoyos, pero no pasó nada. Bajo la conducción del DT interino César Henríquez, quien reemplazó al argentino, los azules tuvieron otro magro partido y perdieron por 2-1 contra Universidad de Concepción, en el Nacional.

Lo que primero llamó la atención del elenco azul en Ñuñoa fue su nueva disposición táctica. El nuevo DT eliminó la línea de tres, alienando con cuatro defensores, organizó a tres volantes en la mitad de la cancha y, en ofensiva, también fueron tres los atacantes. Algo muy distinto a lo que venían realizando bajo el mando de Hoyos.

Todo esto, en un inicio, pareció dar buenos resultados. El elenco local tuvo la primera opción d eabrir el marcador, mediante un disparo de Ángelo Araos que Cristián Muñoz debió enviar al córner, arrojándose hacia su derecha.

Sin embargo, solo fue una insinuación de la U, porque la siguiente llegada solo se registró cuando faltaban segundos para el descanso. Otra vez Araos fue protagonista. El antofagastino un gran centro y, cuando Nicolás Guerra iba a conectar de cabeza, el zaguero Sergio Vittor desvió justo al tiro de esquina.

El trámite ofensivo durante el grueso del prime tiempo lo lideró El Campanil. Su plan de juego estaba claro: dos líneas de cuatro y un par de delanteros, con repliegue veloz para robar balones y salir rápido, buscando a la pareja de centrodelanteros y la asistencia de los volantes externos.

Así los penquistas estuvieron cerca de anotar. En el minuto 32, tras una gran maniobra de Jean Meneses, el volante sacó un disparo que pasó a centímetros del palo derecho. Luego, Jean Peal Pineda les ganó las espaldas a Gonzalo Jara y Franz Schultz, envió el centro y Johnny Herrera estuvo magnifico para achicar. Por último, Meneses ingresó por la derecha, buscó la combinación interior, pero Schultz cerró en forma notable para cortar el juego.

De vuelta del descanso, los azules sorprendieron. Pillaron en una acción de contraataque al cuadro penquista. Salieron rápido en una maniobra elaborada con prolijidad, que finalizó con un centro de Yefferson Soteldo hacia Guerra, quien finiquitó con un tiro colocado de zurdo para marcar el 1-0 parcial (49′).

El Campanil pasa por un gran momento y no se dejó estar. Respondió inmediatamente con el adelantamiento de los mediocampistas externos, que se transformaron en punteros, y empezó a atacar con cuatro hombres en ofensiva. Todo dio grandes resultados: primero Luis Riveros (58′) y luego Meneses (61′) volcaron el marcador, dejándolo con un 2-1 temporal.

La respuesta de la U, principalmente, fue a través de Soteldo. El venezolano, en su funcionalidad más idónea, se abrió por la punta izquierda y desde allí intentó ganar línea de fondo o encaró hacia el centro con sus típicos cambios de ritmo. Era el único que generaba peligro.

Sin embargo, no bastó. En la recta final del encuentro, los penquistas se quedaron con un jugador menos por la expulsión de Guillermo Pacheco y tornaron más férrea su defensa. El local atacó como pudo, con poca claridad y pelotazos, pero El Campanil terminó festejando su séptimo triunfo consecutivo y ascendió al segundo lugar con 23 puntos, gracias a la victoria por 2-1 en el Nacional.

Universidad de Chile vs Univer

/Escrito por Pablo Ortega para As Chile

/gap