Hace un año un grupo de astrónomos y curiosos creó un vídeo de realidad virtual de mundos increíbles: exoplanetas calcinados por su estrella, recorridos por inmensas olas o cubiertos de lava. En la realidad estos mundos están fuera del alcance de cualquier nave, pero el vídeo, con más de un millón cien mil reproducciones, nos permite por un momento imaginar algunos de los fascinantes lugares que hay en la Vía Láctea.

En total, las imágenes nos llevan a seis exoplanetas. Algunos de ellos son Wasp-121b, un mundo tan cercano a su estrella que su atmósfera está siendo expulsada, Kepler-62e, un planeta que podría estar cubierto por un océano global y surcado por olas monstruosas y 55 Cancri e, un auténtico infierno cubierto de lava y sacudido por enormes tormentas de rayos.

Imagen desde uno de los exoplanetas. El sol es una enana roja y el cielo está surcado por auroras
Imagen desde uno de los exoplanetas. El sol es una enana roja y el cielo está surcado por auroras

Las espectaculares imágenes, filmadas en primera persona y con una perspectiva de 360 grados, han sido diseñadas por un equipo de astrofísicos de la Universidad de Exeter junto a personas de «We The Curious», una organización educativa y divulgativa de Bristol y un estudio de animación de Cornwall, llamado «Engine House».

Nathan Mayne, investigadora de la Universidad de Exeter que dirigió el proyecto, cree que es genial que su investigación sobre planetas distantes haya fascinado a tantas personas. Además, añadió: «El mini documental da una idea de cómo son las técnicas astrofísicas y lo que hemos aprendido gracias a ellas. Realmente espero que este vídeo siga permitiendo a la gente interesarse por este campo científico».

El fascinante mundo de los exoplanetas

Lo cierto es que este es uno de los campos que más desarrollo va a disfrutar en la próxima década. Entrarán en funcionamiento varios megatelescopios terrestres, como el «Telescopio de Treinta Metros», el «Telescopio Europeo Extremadamente Grande» o el «Telescopio Gigante de Magallanes», que podrán observar con una precisión y detalle nunca logrados la luz procedente de estos mundos. Junto a estos, entrará en funcionamiento el telescopio espacial James Webb, que sustituirá y superará con creces al Hubble. Todos ellos tratarán de examinar las atmósferas de los exoplanetas.

Además, el recién lanzado telescopio espacial TESS se pondrá a la caza de miles de exoplanetas por todo el cielo, y aumentará el catálogo de 3.000 exoplanetas conocidos.

Gracias a todo esto, no solo se avanzará mucho en el mapa de exoplanetas conocidos. Además se podrán observar atmósferas y tratar de deducir cómo son en realidad los planetas que están en zona habitable y que podrían tener agua en superficie. Quizás también se puedan buscar las atmósferas que solo la vida puede crear, lo que sería un avance fundamental para la ciencia.

/psg