Anoche, dos atentados suicidas han sacudido a Kabul, capital de Afganistán, dejando un saldo -hasta el minuto- de siete muertos y 20 heridos en dos explosiones. El más reciente ocurrió en una zona de Kabul que alberga la sede la OTAN y las oficinas de varias ONG internacionales, causando un número indeterminado de víctimas, informó una fuente oficial a la agencia EFE. El portavoz de la Policía de Kabul, Hashmatullah Stanekzai, indicó a Efe que la “información preliminar indica que la segunda explosión fue también por un suicida que se disfrazó de periodista con una cámara en la mano” y que habría hecho estallar la bomba en medio de un grupo de reporteros que llegaron a cubrir el primer estallido.

Media hora antes una primera explosión sacudió la misma zona cuando un atacante suicida hizo detonar las bombas que portaba en su motocicleta sobre las 8.00, hora local.

NIÑOS VÍCTIMAS

Al menos 11 niños que se habían congregado en torno a un convoy de la OTAN murieron este lunes en un atentado suicida cerca del aeropuerto de Kandahar (sur), indicaron a la AFP fuentes oficiales.

Otras 16 personas resultaron heridas, entre ellas cinco soldados rumanos de la OTAN y dos policías afganos, precisó el portavoz del gobernador de la provincia de Kandahar, Said Aziz Ahmad Azizi.

/GAP