Existen personas que son “oledores expertos”, éstos son contratados para olfatear axilas, pies sudorosos, incluso flatulencias. Para evaluar productos para el cuidado de la salud.