Los expertos aseguran que en las próximas dos décadas los avances biotecnológicos harán que vivamos más de 100 años. El motivo principal es que los tejidos y órganos necesarios para reponernos de enfermedades serán más accesibles.

“Los diseñadores de cuerpos humanos combinarán habilidades de diseño con conocimientos en bioingeniería para crear una amplia variedad de extremidades humanas personalizadas“, explican los expertos.

Quienes tengan este puesto de trabajo se encargarán de crear “piezas humanas”que encajen con el tono de piel y la musculatura para proporcionar aspectos exóticos o mejorar la funcionalidad de trabajos o deportes específicos”.

/gap