Los sujetos, siempre encapuchados, comenzaron lanzando objetos contundentes a Carabineros y luego empezaron a destruir los paraderos del Transantiago.

Sin embargo, su violencia no quedó ahí, porque en plena Alameda rompieron la cortina de un negocio y le prendieron fuego.

Obviamente debió intervenir la policía uniformada, la que en esta oportunidad no portó armas de fuego.

Ver fotos y video: 


 

/gap