Tras el comité político, los partidos de Chile Vamos se cuadraron con el Gobierno y evitaron realizar críticas por la fallida designación del hermano del Mandatario.

“Es una decisión presidencial y no nos vamos a dar `gustitos` evaluando bien o mal esto, se cerró el capítulo y nosotros damos por cerrado el tema”, dijo el timonel de RN, Mario Desbordes.

Por su parte, la líder de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, planteó que Chile perdió “un gran embajador (…) Me parece que la decisión del Presidente de bajar su nombramiento en virtud de que la Contraloría se iba a demorar seis meses en poder tener una resolución, me parece prudente”.

El vicepresidente de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, valoró la decisión tomada por el Gobierno, a la vez que indicó que su partido espera conseguir el patrocinio del Ejecutivo a su proyecto que regular las relaciones familiares en la administración pública, el cual fue criticado por la UDI.

“Es un proyecto que venía desde la campaña de Felipe Kast (…) nosotros como Evópoli nunca pretendimos que este proyecto se llamara Pablo Piñera, porque no lo es, y nunca lo ha sido, nos hemos tomado el tiempo suficiente para hacerle los ajustes, lo vamos incluso a conversar con personeros de Gobierno para presentar un buen Gobierno”, precisó Cruz-Coke, añadiendo que “si el proyecto es bueno estoy convencido que el Gobierno lo va a apoyar”.

En relación a la idea de que el Gobierno patrocine el proyecto, la ministra Pérez concluyó que los parlamentarios tienen “todo el derecho a presentar los proyectos de ley que nuestra normativa le facultan, nosotros no conocemos el tenor de aquel proyecto, pero sí tenemos claro que la prioridad de nuestro gobierno es llevar a cabo los proyectos de ley, decretos y reglamentos, por los cuales los comprometimos con la ciudadanía”.

/gap