Milagro en Portugal. Nicolás Jarry (64º) consiguió un triunfo heroico en la primera ronda del ATP 250 de Estoril, luego de superar al argentino Leonardo Mayer (45º) por 3-6, 7-6(7) y 6-4, tras sacarse de encima seis match points en el segundo set.

En la manga inicial, al transandino le bastó un quiebre para llevársela, mientras que en la segunda llegó a estar 6-5 y 40-0 arriba. Sin embargo, el chileno salvó los tres puntos de partido, uno más en ese juego y después otros dos en el tie-break para imponerse por 9-7.

En el parcial decisivo, con la motivación a tope, el nieto de Jaime Fillol rompió estando 4-4 para cerrar la victoria con su servicio. Triunfazo de la mejor raqueta nacional, que así se sacude de sus sucesivas derrotas en la Copa Davis y en el Conde de Godó (cayó en el estreno ante el francés Benoit Paire).

Por los octavos de final del certamen luso, el Príncipe enfrentará al español Ricardo Ojeda Lara (206º), quien dejó en el camino al local Frederico Ferreira Silva (263º) por 6-4 y 7-5. El duelo se disputará este jueves en un horario por confirmar.

/gap