El discurso de cierre en la marcha por el Día del Trabajo estuvo a cargo de la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, quien llamó a los trabajadores a “permanecer unidos” y emplazó al Gobierno a cumplir sus promesas en temas laborales, y sobre la dignidad y calidad de vida de los trabajadores.

“Queremos crecer económicamente. Queremos vanagloriarnos de ser un país desarrollado. ¿Cómo pretendemos hacerlo si nuestra única opción ha sido hasta ahora vivir a costa del precio del cobre y pensar en reformas que siguen favoreciendo a los más ricos de este país?”, indicó la dirigente de la multisindical.

Por su parte, la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, rechazó los desmanes que provocaron encapuchados durante la convocatoria de la Central Clasista de Trabajadores y Trabajadoras (CCTT), diferenciándola de la llevada a cabo por la CUT.

“Gran diferencia entre marchas @Cutchile y @CentralClasista! Mientras la última solo destroza la ciudad, liderazgo y objetivos claros d dirigencia CUT permite evento en total orden/tranquilidad, donde lo q queda es demandas y acuerdos, no destrozos y caos. Las 2 caras d la moneda!”, escribió en su cuenta de Twitter.

 

/gap