El discurso de cierre en la marcha por el Día del Trabajo estuvo a cargo de la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, quien llamó a los trabajadores a “permanecer unidos” y emplazó al Gobierno a cumplir sus promesas en temas laborales, y sobre la dignidad y calidad de vida de los trabajadores.

El trabajo decente no es sólo generar más empleos, es dignificar los derechos, la justicia, la armonía”, señaló, añadiendo que para un Chile con más justicia social debemos contribuir con diálogo y propuestas”.

La dirigenta expresó que “queremos un diálogo efectivo, donde nuestras posiciones, si son mayoritarias, efectivamente puedan avanzar y no queden relegadas a un cajón de los recuerdos“.

La marcha convocó a agrupaciones gremiales y ciudadanas. Movilizaciones similares se registraron a lo largo de todo el país, donde tampoco se registraron mayores incidentes.

/gap