La Seremi de Medio Ambiente metropolitana llamó a los capitalinos a respetar las medidas dispuestas para la Gestión de Episodios Críticos (GEC), contemplada dentro del nuevo Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) para la RM, que se inició hoy martes.

La GEC es la instancia operativa del plan que busca enfrentar los episodios de contaminación por material particulado respirable, con el fin de resguardar la salud de la población y disminuir las enfermedades propias del período invernal.

Tiene por objetivo evitar que la población se exponga a altos índices de contaminación e incluye un conjunto de acciones y medidas preventivas, algunas de carácter permanente para el control de emisiones de contaminantes y, otras, de mitigación, que se aplican durante los episodios críticos de contaminación.

Además, le corresponde monitorear las estaciones de medición de calidad del aire y recibir los informes meteorológicos. Sobre la base de esa información, se elabora un pronóstico de forma preventiva para el día siguiente, el que finalmente es sancionado por la intendenta metropolitana.

Para este año, la GEC contempla nuevas restricciones a los calefactores, transportes y fuentes fijas. En este sentido, por primera vez se restringirá el uso de calefactores a leña (excepto pellets) de manera permanente en las 32 comunas de la Provincia de Santiago además de las comunas de San Bernardo y Puente Alto, correspondiente a la Zona A, de la Región Metropolitana.

En tanto, en días de episodio de alerta se restringirá el uso de calefactores a leña a toda la Región Metropolitana; y en preemergencia y emergencia, la restricción abarca también a los calefactores a pellets.

El seremi del Medio Ambiente metropolitano, Cristián Ruiz, resaltó la importancia de que la ciudadanía respete las medidas de la GEC para prevenir los episodios críticos, especialmente las quemas agrícolas y el uso de leña.

“Esperamos que los habitantes de Santiago entiendan que los niveles de contaminación o humos visibles tienen que disminuir en el invierno, y en eso, el compromiso ciudadano a utilizar combustibles más limpios en sus calefactores es fundamental para cuidar la salud de las personas”, puntualizó.

Agregó que “la leña es el responsable del 38,5% de las emisiones en Santiago en el periodo invernal, por lo tanto, en la medida que los ciudadanos seamos respetuosos de las medidas, podemos esperar mejores condiciones atmosféricas por esta fuente de emisiones contaminantes”.

El nuevo Plan reafirma la prohibición –vigente hace muchos años en la RM- de las estufas hechizas, salamandras y estufas a combustión antiguas en las viviendas. Con este nuevo PPDA y las medidas de la GEC se apunta -en un plazo de 10 años- a recuperar la calidad del aire y a reducir las emisiones y concentraciones de material particulado MP 2,5, el componente más dañino para la salud humana y responsable indirecto de cerca de 3.700 muertes prematuras al año.

/gap