De acuerdo a unos científicos la confirmación de vida en Marte podría darse gracias a la nave ExoMars Trace Gas Orbiter de la European Space Agency’s (ESA) que ha iniciado su misión científica.

Recientemente la nave espacial pasó de realizar una órbita elíptica de aproximadamente 98.000 kilómetros a hacer una circular a 400 kilómetros de la superficie del planeta rojo. Hasta ahora el Trace Gas Orbiter nos ha enviado algunas impresionantes imágenes de Marte; sin embargo, según los investigadores, su verdadera misión recién inicia ahora. En esa misión, la nave tratará de «olfatear» vida en Marte.

Pia Mitschdoerfer, manager de la misión Trace Gas Orbiter, dijo en un comunicado:

“Este es un hito importante para nuestro programa ExoMars, y un logro fantástico para Europa. Hemos alcanzado esta órbita por primera vez a través del aerofrenado y con el orbitador más pesado jamás enviado al Planeta Rojo, listo para comenzar a buscar signos de vida desde la órbita”.

La misión tiene como objetivo principal la identificación de «gases traza», es decir todas las sustancias que componen menos del 1 por ciento de la atmósfera marciana. Además, los investigadores también buscarán gases producidos mediante la posible actividad biológica en el planeta vecino. Uno de estos gases es el metano.

La misión Trace Gas Orbiter buscará huellas de metano en Marte

En nuestro planeta, el metano es generado por procesos biológicos. También puede ser producido por actividad volcánica e hidrotermal, y según los investigadores cualquier escenario será realmente interesante. Se ha determinado que el metano en Marte tiene una vida útil de aproximadamente 400 años, que es un lapso de tiempo bastante corto. Si los investigadores llegan a observar indicios de existencia de metano eso significará que alguna actividad por descubrir debe estar ocurriendo en la superficie de Marte.

Håkan Svedhem, científico del proyecto, declaró hace unas cuantas semanas:

“Vamos a empezar nuestra misión científica en sólo un par de semanas y estamos muy emocionados por lo que las primeras mediciones revelen,. Tenemos la sensibilidad para detectar gases raros en proporciones diminutas, con el potencial de descubrir si Marte todavía está activo hoy en día, hablando biológicamente o geológicamente”.

Pero esta no es la primera vez que se tratará de buscar metano en Marte, incluso la misión Mars Express de la ESA y el rover Curiosity de la NASA han detectado huellas de metano; sin embargo la nueva misión del Trace Gas Orbiter realizará mediciones mil veces más precisas y además ayudará a distinguir las fuentes potenciales del metano.

Es posible que el 2018 nos traiga finalmente el anuncio esperado de las agencias espaciales que confirme lo que muchos creemos que es real: la existencia de vida en Marte.

/psg