Lluvias, viento, marejadas, cortes de luz y pasos fronterizos cerrados por la nieve fueron algunos de los efectos del sistema frontal que se inició hoy en la zona centro sur y que se prolongará hasta el lunes. Pero, además, como ha sucedido en los últimos temporales, hubo clientes que vieron interrumpido el suministro eléctrico durante horas.

De acuerdo al último reporte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, 24 mil clientes permanecen sin suministro eléctrico a nivel nacional, producto de los efectos del sistema frontal que se ha registrado en gran parte del país.

Así lo confirmó esta mañana la ministra de Energía, Susana Jiménez, quien además precisó que 15 mil de dichos clientes se encuentran la Región Metropolitana.

“Las regiones más complicadas son la Región Metropolitana, La Araucanía y Maule. Hasta este momento la zona Metropolitana es la más afectada, por lo que hacemos un llamado a que si están ante un corte de energía, den aviso”, sostuvo la secretaria de Estado.

Una de las regiones más afectadas por el evento meteorológico fue la Región del Maule. Allí, el temporal se inició a las cinco de la madrugada con intensa lluvia y vientos de hasta 50 km/h, por lo que se registraron caídas de árboles, cortes de energía y calles inundadas, debido a que los colectores de aguas-lluvia no dieron abasto. El director regional de la Oremi, Carlos Bernales, explicó que las ráfagas afectaron el suministro eléctrico de 31.935 clientes de la región. Hasta la tarde de este sábado, no se reportaron viviendas anegadas ni personas damnificadas.

También se vivió una situación similar en la Región de O’Higgins, donde 11.338 usuarios de Nancagua, Chépica, Santa Cruz, Peralillo y Palmilla, a causa de una falla en la línea 66KV, que une San Fernando-Paniahue.

En la Región de La Araucanía las condiciones meteorológicas fueron similares. La Onemi declaró alerta amarilla para Lonquimay, Curacautín, Melipeuco, Curarrehue y Pucón por las nevadas. Además, 15 mil personas quedaron sin electricidad y hubo problemas de aislamiento por los caminos cortados por la acumulación de nieve. Los pasos fronterizos Mamuil Malal y Pino Hachado fueron cerrados. El alcalde de Lonquimay, Nibaldo Alegría, dijo que la cantidad de nieve caída fue de 90 centímetros en los sectores altos y 40 centímetros en áreas urbanas. “Nos complica la conectividad, estamos trabajando con vialidad y la Gobernación de Malleco para despejar muchos kilómetros de caminos, para el transporte de los vehículos de emergencia, de escolares y pasajeros”, afirmó el edil.

Además, la Onemi informó que en la comuna de Lonquimay se encuentran 1.000 familias aisladas, aproximadamente 5.500 personas. Todo esto producto de las nevadas que han acumulado entre 35 y 40 cm de nieve en la zona urbana de la ciudad, mientras el área rural no posee caminos habilitados debido a la acumulación entre 40 y 100 cm de nieve en las rutas, especialmente entre los sectores de Quinquén y Pedregoso.

En tanto, en la Región Metropolitana se desarrollaron cortes de energía en sectores de Ñuñoa (producto de la explosión de un generador de Enel), Estación Central, Quilicura, barrio Balmaceda y Lo Barnechea. En Ñuñoa el servicio se reestableció totalmente hacia las 23.10.

Enel Distribución

@EnelClientesCL

Queremos informar que que afectó al sector de Ñuñoa, ya cuenta con el suministro eléctrico normalizado. Recuerda revisar los automáticos de tu vivienda.

Además, en la comuna de Buin se produjo el desborde de un canal en el sector de Alto Jahuel. El hecho causó el anegamiento del paso bajo nivel del Tren Central.

Marejadas

Debido al sistema frontal que afecta a la Región de Valparaíso, hoy el Paso Los Libertadores cerró a las siete de la mañana por la nieve y las bajas temperaturas. En la provincia de San Antonio, 2.958 clientes sufrieron cortes de luz. Desde el Servicio Meteorológico de la Armada informaron que las lluvias se extenderán hasta el lunes, registrando olas de hasta cinco metros y que los vientos llegaron a 75 km/h. El capitán Luis Vidal, jefe de la repartición, indicó que el mal tiempo afectará fuertemente al litoral: “Las olas podrían generar daños en la infraestructura del borde costero, porque puede que estas sobrepasen el límite de la costa”.

Alerta amarilla

Por otra parte, la Onemi decretó Alerta Amarilla para la Provincia de Cordillera y las comunas de La Florida, Peñalolén, La Reina, Las Condes y Lo Barnechea, debido a las condiciones atmosféricas. Esta medida implica que “se alistarán escalonadamente los recursos necesarios para intervenir de acuerdo a la evolución del evento, con el objeto de evitar que éste crezca en extensión y severidad, minimizando los efectos negativos en las personas, sus bienes y el medio ambiente”.

/gap